Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Quebrada del Calabozo, un lugar para descubrir con caminata guiada

Este fin de semana se realizará una jornada de trekking por un punto poco visitado en la confluencia del río Yuspe y los arroyos del Calabozo y Grande.

Por Redacción Voy de Viaje.

El sábado 24 de noviembre se emprenderá una caminata hacia Quebrada del Calabozo. A 10 kilómetros de Tanti por el camino que va hacia Los Gigantes, y alrededor de la estancia Cerro Blanco, se recorrerán paisajes pocos transitados.

En el paseo se atraviesa el río Yuspe y se llega a una particular quebrada con dormideras de aves rapaces en sus paredes. A la vez, se sigue el curso del arroyo Grande por las piedras de sus márgenes y, tras superar las primeras cascadas, se cruza nadando algunas ollas sin orillas. Además, en el camino se obtienen panorámicas únicas del Valle de Punilla.

Otras alternativas: Siete senderos cordobeses para caminar por las Sierras.

El acceso es fácil hasta el borde de la quebrada. Luego, la caminata es de exigencia alta, ya que comprende subidas y bajadas empinadas, mucho tiempo de marcha por las piedras del arroyo fuera de sendero, con constantes vadeos, y vegetación cerrada y espinosa que tapa el camino.

Es toda una aventura: en algunas partes hay que usar las manos para seguir avanzando o saltar entre piedras. Vale aclarar que se trata de una antigua quebrada que no es frecuentada por gente ni por el ganado, con un recorrido bastante irregular. Por eso hay que prestar atención al camino y hacerlo con la guía permanente de personal habilitado.

Refugio de cóndores

La Quebrada del Calabozo está en la confluencia del río Yuspe, arroyo del Calabozo y arroyo Grande. A la par de la Quebrada del Condorito, la del Batán y la del Yatán, se configura también como un refugio de cóndores. Se cree que su nombre deriva de una costumbre ancestral que utilizaba el lugar para encerrar a los pumas cuando se realizaban campeadas para su caza. Hoy tiene varias cascadas y se pueden ver allí cóndores, halcones peregrinos, aguiluchos, águilas y jotes. 

Quizás te interese: Binoculares en mano: seis planes para avistar cóndores en la provincia de Córdoba.

Lo necesario

Para la travesía se recomienda llevar mochila chica, cantimplora con agua, vianda personal de comida, prendas de abrigo, rompeviento o capa impermeable, malla o pantalón corto y un jarro. El calzado debe ser cómodo y tener suela gruesa de goma que se adhiera a las piedras. No hay que olvidar los medicamentos que se consuman habitualmente en caso de lesión o malestar físico; ni tampoco protector solar, lentes de sol, sombrero, largavistas y antiparras o anteojos para nadar. 

Mirá también: Caminatas explorativas, una forma interesante y divertida de conocer las Sierras.

Datos útiles

La próxima salida a la Quebrada del Calabozo es este sábado 24 de noviembre. Se parte a las 7 desde la plaza Vélez Sarsfield y se regresa aproximadamente a las 22. Incluye transporte, guía y seguro para turismo alternativo.

La excursión se realiza junto con un guía habilitado por el Parque Nacional Quebrada del Condorito. Para más información y detalles del circuito, comunicarse con Martín Ávila de Explorando Turismo Alternativo al (0351) 155900014 o al (03543) 645601.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.