Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Quebrada del Condorito: trekking en las alturas

La primavera es, junto con el otoño, una de las mejores épocas para descubrir el Parque Nacional Cordobés. Hay senderos para todas las edades, ganas y estados físicos.

Por Florencia Vigilante (Especial).

"Proponemos que se adapte a la naturaleza en el lugar de adaptar la naturaleza a usted", dice uno de los carteles en el Parque Nacional Quebrada del Condorito. Con esa consigna, este espacio protegido a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar invita a conocer los paisajes, los árboles y los animales que habitan en sus 37.344 hectáreas.

Ubicado al oeste de la provincia, abarca parte de las Sierras Grandes y de la Pampa de Achala. Aquí “se produce y almacena” el agua que abastece a la mayor parte de Córdoba: la vegetación y el suelo retienen las lluvias que luego escurren por quebradas y arroyos para dar origen a nuestros principales ríos.

Para explorarlo, existen circuitos de distinta duración y niveles de dificultad. La entrada es gratuita, y lo ideal es llegar al parque entre las 9 y las 10 si se quieren hacer los recorridos más largos. De todas formas, en el Centro de Visitantes –donde es obligatorio registrarse– informan sobre el estado de los senderos y definen qué caminatas se pueden emprender según el horario de ingreso.

DATOS ÚTILES. Información útil para recorrer el Parque Nacional Quebrada del Condorito .

Para primerizos

El principal atractivo del parque es el sendero que va del Centro de Visitantes hasta el Balcón Norte, uno de los dos puntos que permiten observar cóndores. La actividad es de dificultad media: entre la ida y la vuelta son unos 12 kilómetros que se hacen en alrededor de cuatro horas. A lo largo del camino, hay postas numeradas cada 15 minutos.

El circuito termina unos 15 minutos después de pasar la posta 10, habiendo transitado el sendero “Un encuentro con los cóndores”, en un balcón de piedra que deja al visitante frente a frente con una imponente quebrada de casi 800 metros. En ese cañadón, los cóndores anidan, aprenden a volar y duermen. Vale aclarar que no hay garantía de verlos: todo depende de los vientos y de la temperatura.

El camino que conduce hasta este punto está marcado por pastizales de altura que se mueven con el viento, piedras y bosquecitos aislados de tabaquillos. Y si bien el sendero es accesible, hay algunos tramos con escaleras talladas en la roca que se vuelven más exigentes.

Un plus: desde ciertos puntos, si el clima lo permite, se ve a lo lejos parte del Valle de Punilla y la ciudad de Córdoba.

Tres fáciles y dos difíciles

Hay caminatas para todas las edades, ganas y estados físicos. Las más simples son “Secreto bajo nuestros pies” y “Baño de las ovejas”: cada una lleva entre 45 minutos y una hora. La primera se ubica cerca del Centro de Visitantes y reúne las poesías que hizo un maestro rural sobre los ambientes que componen el parque; mientras que la segunda se encuentra en la seccional Trinidad (zona oeste). Se recomiendan sobre todo para chicos y para gente mayor.

Otro sendero interpretativo es “Piedra libre al zorro”, un tramo que cuenta historias y costumbres sobre una trampa que se usaba para cazarlos. Comienza cerca de la posta 7 del camino principal y lleva una hora y media ir y volver. La dificultad es baja, pero tiene desniveles marcados.

Una alternativa más compleja es la bajada en el río de los Condoritos: antes de llegar al Balcón Norte, una senda desciende hacia el curso de agua. Por el momento, se tardan los medios en bajar y una en volver a subir. Si se toma como punto de partida el Centro de Visitantes, el recorrido total (ida y vuelta) es de seis horas.

Por último está el envío hacia el Balcón Sur, que es el otro punto. Este circuito, de dificultad alta, sólo se puede hacer en la compañía de una guía de trekking habilitado y demanda ocho horas si se inicia en el Centro de Visitantes.

Sea cual sea la elección, el visitante podrá llevar recuerdos y fotos. Un cambio se le pedirá que no deje huellas de su estadía en el parque.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.