Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

Córdoba versus Córdoba

Curiosidades y comparaciones entre las dos ciudades.

Por Gastón Ribba (Especial).

Qurtuba. Orígenes y significados discutidos. Quorteba, ciudad rica o molino de aceite, en fenicio. Kart-Juba, ciudad de Juba, para los cartagineses. Qurtuba morisca y Colonia Patricia Corduba romana. Este cronista vota por Juba. Luchó junto a Amílcar Barca, fundador de Barcelona y terror de Roma. Guerrero negro, vestido de leopardo como “la Mona” Jiménez.
 
Docta. Cuna de Lucio Anneo Séneca, filósofo y político romano que escribió la virtud como pocos y vivió los excesos como nadie. Nido de Averroes y Maimónides, el moro al que le debemos a Aristóteles y el judío que inspiró a Tomás de Aquino y a Spinoza. Sabios universales en pensamiento, leyes, religión y medicina. Tierra de Góngora y ciudadela de Antonio Gala: si hay un cordobés, es él. Córdoba, arca del saber. A ambos lados del Atlántico.
 
Señorial. “Sevilla es tu amante, Córdoba es tu señora”. Definición robada a “Paco” Mulero, gerente del Mercado de la Victoria, coqueto pabellón gourmet. El cordobés es muy hospitalario, pero refinado y seco como el vino de Montilla. El humor nos viene, tal vez, del paso de Jerónimo Luis por Cádiz. “Lola Flores bajando del tren al mediodía con un vestido de lamé dorado; eso es Sevilla”. Aquella Córdoba, como esta, tiene sus asuntos con los puertos. 
 
Alfajores. Se comen sólo para Navidad y no tienen absolutamente nada que ver con los nuestros. Cilindros de pasta de miel, almendras, harina y especias; horneados y cubiertos de azúcar impalpable y canela. Su nombre significa “el relleno”. La gastronomía cordobesa es una alucinante mezcla de tradiciones romanas, moriscas, godas y cristianas. Ver nota en voydeviaje.com.ar.   
 
Fe. Tan santa para las tres religiones más importantes de Occidente como Jerusalén. Aquella Córdoba y la nuestra se hermanan en la devoción. Este cronista tuvo la suerte de pasar un buen rato en soledad dentro de la Mezquita Catedral, e intentará ponerle palabras a algo que debe ser vivido por lo menos una vez. La nota, en sección Check out, de contratapa.
 
Tetra brick. Allá, los “finos” y el “vino del año” se venden en grandes cajas de cinco litros. Se usa “nuestro” Torrontés como uva de corte. Aquella provincia de Córdoba es mundialmente famosa por sus “amontillados” y el Pedro Ximénez que, más que vino, es un perfume en almíbar. De ellos y del aceite de oliva de Baena hablamos en voydeviaje.com.ar.
 
Tonada. “Que e mú fáci aprendé a hablá en andalú”. Las eses que no se comen no suenan a zetas. Dicen “má” y “pá” como nosotros a madres y padres, y toda conversación es como un cante. El habla, todo es música; hasta el taconeo de las niñas por las veredas. No se extrañe el turista si un par de señoras arrancan de palmas en el tren y se duelen hondo de la “Vírge de lo Dolore” o el “Cristo de lo Farole”. 
 
Muros. Las antiguas murallas románicas, moriscas y cristianas se solapan y atraviesan la historia y la vida cotidiana. Se parecen a nuestra Cañada, pero encauzan el cielo. Construidas en piedra arenisca que todavía guarda restos de vida marina, han resistido centurias. Arena, el material del tiempo. Cercos en la ciudad más “abierta” de la Edad Media. Muros. Palabra que vuelve a estar de moda ahora que el futuro parece acerrojarse.
 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.