Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para veranear en Florianópolis

Conocé varias opciones a tener en cuenta para tus próximas vacaciones. 

Por Pablo Bertorello (Especial).

CÓMO LLEGAR: los pocos más de 1.800 kilómetros de distancia desde La Docta hasta la capital de Santa Catarina pueden (y suelen) hacerse en auto. El gasto promedio de un naftero es de 4.500 pesos.

En avión, Aerolíneas Argentinas tiene vuelos de Córdoba a Florianópolis con escala en Buenos Aires desde 6.500 pesos. Con Gol, escala en Río de Janeiro, desde 7.800 pesos.

PROPUESTAS. ¡A planificar las vacaciones! 11 playas destacadas de Florianópolis.

CÓMO MOVERSE: el auto es la mejor opción. Si se llega por aire, el alquiler diario de un vehículo oscila los 400 pesos. Otra posibilidad es moverse en los colectivos del transporte público: el boleto ronda los 20 pesos.

Recomendación: si se quiere ver todo, lo mejor es elegir una playa céntrica para evitar tener que andar mucho; sobre todo en temporada alta, cuando el tráfico es intenso.

ALOJAMIENTO: Jurerê Beach Village es un complejo 4 estrellas con acceso a la playa, pileta y gimnasio. La habitación doble con desayuno cuesta desde 2.800 pesos. Por otro lado, en Hotel Parador Da Cachoeira, a 200 metros de la playa Cachoeira do bom Jesús, la doble parte de los 1.700 pesos. Tiene dos piscinas, gimnasio y sala de juegos. ¿Otra alternativa? Hotel Majestic Palace, un 5 estrellas completo, con una vista excepcional a la Bahía Norte de Florianópolis. La doble con desayuno, desde 2.300 pesos.

GASTRONOMÍA: un lugar recomendable para probar camarones es Box 32, en el mercado del centro. Se comercializa en varios tamaños y se prepara ao bafo (con patitas y todo), a la milanesa, al alho & olio (ajo y aceite) y hasta en versión caldo.

MÁS DATOS: visitbrasil.com/es; turismobr.com/florianopolis.

Ideas imperdibles

Miradores, lagunas y más.

Centro histórico y popular. Frente a la catedral se abre una plaza en la que el ícono es la Figuera centenaria, un magnífico árbol que extiende sus ramas, como un pulpo, de un lado a otro del espacio. Cerca está el afrancesado palacio de Cruz e Sousa. Al lado, varias calles de aire comercial popular y un antiguo mercado público. En la zona se pueden adquirir desde ojotas hasta productos de artesanía.

La mejor vista panorámica. Aunque luce un poco abandonado, el Morro da Cruz, de 300 metros de altura, es el gran mirador sobre Florianópolis y la bahía. Desde lo alto se contemplan las pequeñas islas que hay al oeste y la poblada costa continental. Hasta el mirador, que bien vale una visita para inmortalizar imágenes al atardecer, se puede llegar en auto.

El bar de Arante. Hacia el sur, a 31 kilómetros del centro, en Pantano do Sul, los bares avanzan sobre la arena de una bonita bahía. Cada fin de semana la peregrinación es intensa. Allí, el bar de Arante es un espacio particular que se hizo popular por su cachaça. El lugar está repleto de papelitos pegados con mensajes de viajeros. Dicen que uno no estuvo en Floripa si no pegó el suyo.

Dulce y salada. Dentro de la isla también hay dos lagunas de buenas dimensiones: Lagoa da Conceição, de agua salada; y Lagoa do Perí, de agua dulce. La primera posee unos 15 kilómetros cuadrados de extensión, fragmentada en dos a la altura de la población del mismo nombre. La segunda, de unos cinco kilómetros cuadrados, está rodeada de mata atlántica. También tiene una pequeña playa para niños.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.