Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Tranquilidad y buen gusto en Los Reartes

Esta localidad del Valle de Calamuchita se presenta como el refugio de la historia y se enorgullece de conservar su impronta serena y familiar.

Por Gabriela Sibilla (Especial).

Como si quisiera preservar el ruido, en medio del Valle de Calamuchita se encuentra Los Reartes. La localidad es pequeña, pero conserva entre sus calles una historia enorme. Antes de la llegada de los españoles, esta zona serrana era habitada por los comederos, quienes marcaron los primeros senderos y caminos que luego transitaron los conquistadores. El lugar donde se conservan los rasgos de su pasado colonial, como la capilla Inmaculada Concepción, que data del 1800. Ubicada en el bulevar San Martín, se destaca por su fachada de adobe crudo y la entrada de madera de dos hojas.

DATOS ÚTILES. Información útil para una escapada a Los Reartes.

En la calle principal, abren sus puertas aún la Pulpería Don Segundo Sombra, un almacén de época que inició su actividad allá por 1930 ofreciendo desde alimentos hasta remedios. Era el lugar de encuentro del pueblo, una especie de club social. Allí se jugaba a las cartas, se debatían los temas de interés local y cruzaban las opiniones políticas, sociales y culturales. Su fachada es de estilo colonial con piso visto y su interior se conservan los objetos y muebles de la época. Es, sin duda, una buena manera de entender cómo funcionaba el comercio por aquellos días.

Naturaleza protegida

Además de sus huellas históricas, Los Reartes es rico en naturaleza. El río que cruza el pueblo se encuentra al pie del cerro Negro y recorre el camino encontrando su forma entre árboles y arena. Las aguas bajan claras y mansas. Al costado se puede acceder a paradores y balnearios. Todo se ve muy bonito, con los detalles de quien cuida algo por cariño.

Durante los meses de verano, Los Reartes cuenta con sectores controlados, ofrece servicios de asadores, estacionamiento y baño. De esta forma se orienta al visitante, ordena el tránsito y mantiene la limpieza del lugar. La comuna presta especial atención al cuidado del medio ambiente; con carteles ubicados a lo largo del río se concientiza respecto de los puntos importantes: prevención del fuego y protección del agua.

Circuitos varios

Por otro lado, el lugar propone algunos recorridos, como el conocido circuito Arco de la Capilla Vieja, que se puede disfrutar a pie, a caballo o en bicicleta. Partiendo desde la costanera, se accede a un camino de ripio de más de tres kilómetros. Las vistas panorámicas acompañan a los visitantes hasta encontrar el camino provincial hacia Athos Pampa, donde aparece el Arco de Capilla Vieja.

Otro paseo que vale la pena, sobre todo para realizar en familia, es el sendero Yucac. Al finalizar la costanera Raúl Alfonsín, desde la calle Los Chañares comienza una caminata de intensidad baja con una duración aproximada de 45 minutos. El destino final es un balneario apacible, donde el río forma una profunda olla. No hay que circular en días de crecida. 

En los alrededores

Desde la tranquilidad de Los Reartes también se puede acceder en pocos minutos a varias localidades del Valle de Calamuchita.

La primera parada puede ser Villa General Belgrano, que a solo ocho kilómetros espera con una variada oferta gastronómica, arquitectura de cuento y festividades durante todo el año. Quienes disfrutan de los deportes de agua pueden llegar hasta Potrero de Garay para practicar kitesurf, pesca y kayak, además de disfrutar de los atardeceres bordeando el lago. Otra propuesta a tan solo 50 kilómetros al acercarse al cerro Champaquí, el más alto de Córdoba. Se puede acceder a través del Camino de los Linderos, en Yacanto de Calamuchita. 

Es así: la comunidad nos deleita con ofertas para todos los gustos.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.