Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Cascada de Olaén, una joya del Valle de Punilla

Un balneario natural con tres saltos de agua y ollas de unos 11 metros de profundidad.

Por Redacción Voy de Viaje.

La cascada de Olaén está ubicada en la extensa pampa con la que comparte el mismo nombre. Esta quebrada rocosa nace de la erosión producida por el curso de agua y crea un conjunto de ollas, cascadas y una pileta natural rodeada de piedras alimentada por las aguas del río Pinto, ideal para refrescarse en verano. En el lugar reina el verde y el sonido de las aguas cristalinas corriendo entre las piedras.

EN CÓRDOBA. Una comarca rural frente a la montaña en San Javier.

Este hermoso balneario natural se encuentra enclavado en el Valle de Punilla, a 12 kilómetros del centro de La Falda y a 83 de la ciudad de Córdoba. La cascada está formada por tres saltos de agua, tiene 20 metros de altura y desemboca en ollas de agua cálida que tienen una profundidad aproximada de 11 metros.

Para visitar este destino se recomienda usar ropa y calzado cómodo, debido a que es necesario realizar una caminata de baja dificultad para llegar. Por otro lado, cabe aclarar que para ingresar se cobra una entrada mínima.

Cuenta la leyenda…

Cerca de la cascada de Olaén se levantó una capilla, entre los años 1748 y 1756, en honor a Santa Bárbara, para proteger la zona de catástrofes climáticas.

De acuerdo con los lugareños, una de las principales razones por las que se edificó este templo fue debido a que dos jóvenes enamorados solían pasar las tardes de verano en la cascada. Un día, durante una terrible tormenta, cayeron a la quebrada y murieron en un desafortunado accidente, por lo que el padre de la joven pidió al obispo Salguero construir la capilla como expresión de fe y protección para los viajeros.

Secretaría de Turismo: 03548 42-1610

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.