Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

Dos circuitos para descubrir en ciudad de Salta

Un paseo religioso y otro histórico permiten adentrarse en el patrimonio de la capital salteña. Iglesias, conventos y museos se combinan en una propuesta ideal para los amantes del pasado.

Por Bibiana Fulchieri (Especial).

La capital salteña ofrece al viajero lugares que reafirman a cada paso su encanto; ese que conquistó a los nativos aimaras. Ellos fueron quienes bautizaron a estas tierras como Sagta, es decir: “la más bella”.

Para conocer los tesoros patrimoniales de esta ciudad norteña, lo mejor es emprender caminatas temáticas en circuitos por el casco céntrico.

DATOS. Información útil para descubrir Salta.

Testimonios de fe

La plaza mayor 9 de Julio está siempre dispuesta a recibir: sus árboles la convierten en el lugar preciso para la contemplación y el descanso y a menudo es posible ver el desfile del Regimiento Infernales de Güemes.

Cruzando esta plaza comienza nuestra marcha hacia la Catedral. Es aconsejable visitarla fuera de los oficios religiosos, cuando el silencio deja al descubierto sus maravillas, iluminadas a través de los vitrales. Se destaca el altar principal, profusamente ornamentado en oro, y la Virgen del Milagro acompaña a las tallas sacras del siglo XVI. Allí descansan las Glorias del Norte, es decir, los restos de los generales Güemes, Arenales y Alvarado, entre otros salteños. 

Enfilando por calle Caseros nos enfrentamos con una construcción que impacta, en particular por el tallado de las maderas de sus portones. Se trata del Convento de San Bernardo, la reliquia católica más antigua de la ciudad, cuyo origen data de la época fundacional.

En esa misma calle relucen los potentes colores terracota, oro y marfil del Complejo Cultural de San Francisco, con un campanario de 54 metros que se ubica entre los más altos de Hispanoamérica. Aquí hay mucho para conocer, entre iluminadas galerías y patios. Por eso, se recomienda una visita guiada.

Así mismo, el museo de la orden franciscana brinda sorpresas como su colección de jarras romanas, lámparas etruscas del año 79 a.C. y objetos de platería barroca e imaginería colonial, celosamente custodiados en las vitrinas.

Las huellas de la historia

Dejamos atrás los sitios religiosos y pasamos a los que fueron testigos de grandes acontecimientos revolucionarios y que hoy custodian el acervo histórico salteño.

Como en casi todas nuestras ciudades, el Cabildo balconea a la plaza central. Tiene dos curiosidades a nivel arquitectónico: los 14 arcos de la planta baja no se corresponden con los 15 de la parte superior, y la torre está totalmente fuera del eje central. Destaca la simpleza de sus patios y recovas, que llevan hacia dos museos de antigüedades y un lote de carruajes de siglos pasados.

Por las galerías externas del Cabildo se establecieron negocios de manufacturas tradicionales, que elaboran piezas de orfebrería de gran calidad con piedras típicas como rodocrosita y lapislázuli.

Casi vecino al Cabildo, otro emblema arquitectónico para contemplar es el Centro Cultural América, edificado en 1913, que fue sede de un importante club social y la gobernación hasta 1987. Se trata de un palacete de estilo academicista francés en combinación con arcos neo renacentistas. Imperdibles los vitrales internos traídos de Milán, que relucen entre pisos venecianos.

La novedad del paseo la aporta el recientemente inaugurado Museo del Héroe Nacional y de la Gesta Güemesiana (en España 730), casa natal de Martín Miguel de Güemes. Para generar este espacio se reciclaron diez salas, y se las equipó con programas multimedia que conjugan lo audiovisual con escenas museográficas. Representan distintas etapas de la vida del prócer y su epopeya revolucionaria en pos de la independencia.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.