Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Un mirador no apto para quienes sufren de vértigo

Está a 300 metros de altura, pero lo que realmente impacta es su mecanismo fuera de lo común.

Por Redacción Voy de Viaje.

En el centro de Chicago (Estados Unidos) se encuentra 365 Chicago, un edificio que ofrece vistas únicas de toda la ciudad, el lago Michigan y los estados que lo rodean –Illinois, Indiana, Michigan y Wisconsin–. Pero eso no es todo: en uno de los pisos más altos se encuentra Tilt!, un mirador no apto para todos aquellos que sufren de vértigo.

Se trata de un espacio fuera de lo común, al que pueden subir ocho personas al mismo tiempo. Una vez que cada uno está ubicado en la plataforma, esta se comienza a inclinar hasta llegar a los 30°, lo que genera la sensación de que se está flotando a 300 metros de altura.

La adrenalina dura solamente unos 60 segundos, pero son más que suficientes para poder disfrutar de la atracción. Los que se animen a esta experiencia deberán pagar una entrada de 20 dólares para adultos y 13 para niños de 3 a 11 años.

Un edificio, diversas propuestas

En 365 Chicago, sin dudas la iniciativa más convocante es Tilt!, pero es posible realizar muchas otras actividades. Para empezar, los ascensores son una atracción es sí mismos, ya que se considera que son los más rápidos de Estados Unidos.

También hay una exhibición multimedia que permite a los visitantes adentrarse en la historia de Chicago y conocerla a fondo. Además, se puede tomar un trago, un café, un helado o alguna delicatesen en la Esquina de los Arquitectos. 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.