Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Las Grutas, mucho más que una playa bonita

Calificadas como las mejores de Argentina, las playas de Las Grutas se destacan por su extensión, por la temperatura y la limpieza de sus aguas y por gozar de mucha luz natural (hasta las 21) para disfrutarlas.

Por Mario Rodríguez (Especial).

Los acantilados que bordean gran parte de la costa reparan del viento y alojan a las cuevas o grutas que le dan el nombre al famoso balneario rionegrino.

Con la temporada estival a punto de comenzar, invitado por los operadores mayoristas Máximo Destino y Turisteca, Voy de Viaje visitó este destino que, año tras año, suma más visitantes. Atractivos no le faltan.

Las mejores playas: el premio para Las Grutas

Para acceder a las playas hay que descender por unas escaleras o rampas, denominadas bajadas, que van de la cero a la siete. Las famosas grutas están en la bajada uno, la más céntrica y concurrida. Incluye música constante y clases de zumba multitudinarias por las tardes.

De la bajada tres parten las excursiones en gomones y las clásicas bananas. La cuatro y cinco son ocupadas por los más jóvenes. La seis y siete son ideales para los que buscan alejarse del bullicio y sentarse en la arena con los codos en las rodillas a mirar el atardecer.

Las populares bananas y las excursiones en gomones se inician en la bajada tres. (Mario Rodríguez)

Un lugar, dos paisajes

Una de las actividades recomendadas son las caminatas por la mañana, antes del calor, cuando el paisaje todavía no se transforma. El recorrido incluye desiertas playas de arena y restingas, una extensión rocosa que queda al descubierto durante la bajamar de superficie irregular con pequeñas pozas en donde es habitual encontrar peces, cangrejos, pulpitos, hileras de pescadores y la incansable banda de sonido de los loros barranqueros. A medida que sube la marea, los pescadores abandonan su lugar y de las playas solo queda una angosta franja de arena o, según el sector, se inundan por completo.

Más datos: qué se puede hacer en Río Negro 

Las mareas tienen influencia directa sobre uno de los atractivos del lugar: la temperatura del agua. Durante la bajamar, el sol calienta el lecho marino, el calor acumulado se transfiere a la masa de agua que ingresa durante las horas de pleamar y las aguas se vuelven más cálidas que en otras playas de la costa argentina.

Las Conchillas

A 60 kilómetros de Las Grutas, antes de ingresar a San Antonio Este, la franja costera se tapiza de conchas marinas que generan una interminable playa blanca. Son kilómetros y kilómetros de un paisaje repetido que aloja desde suntuosos motorhomes y casillas rodantes hasta carpas, toldos, sombrillas y todo lo que sirva para cubrirse del sol. Allí, la sombra es prácticamente inexistente, aunque hay paradores con buena gastronomía.

En Punta Perdices, a dos kilómetros de San Antonio Este, el mar ingresa tierra adentro cientos de metros y genera una pequeña bahía de aguas cristalinas y calmas sobre el eterno colchón de conchillas. El lugar, antiguo paraíso escondido reservado para residentes, ganó fama en los últimos años y hoy es uno de los lugares más visitado. Llevar todo lo necesario para pasar el día y mucho protector solar.

El sur también existe

Para alejarse de la congestión de sombrillas y la música de los paradores de las bajadas del centro, a poco más de cuatro kilómetros hacia el sur se encuentra Piedras Coloradas. Esta ribera ofrece tranquilidad, amplias playas y un extraño entorno de formaciones rocosas de color rojizo. En la zona también hay médanos en donde es posible practicar sandboard. Se puede llegar a pie por la costa, durante la marea baja, o en auto por un camino en buen estado.

Sorprendente: el glaciar negro de la Patagonia 

Para una desconexión total, la playa El Buque, a ocho kilómetros al sur de Las Grutas, tiene inmensas superficies de arena y poca gente para compartirlas. Su nombre se debe a una formación rocosa que emerge durante la bajamar y que se asemeja a una embarcación. Ideal para un día al aire libre pero, como no existen paradores ni kioscos en la zona, hay que llevar todo lo necesario.

Las grutas. Las cuevas, socavadas por el mar en los acantilados, que le dan nombre al lugar se ubican en la bajada uno. (Mario Rodríguez)

Fuera de las playas

Después de la playa, el centro es el lugar de reunión de todos los visitantes. A la altura de las bajadas cero y dos se concentran los bares y restaurantes, la plaza con artesanos y espectáculos callejeros a la gorra, el teatro, la peatonal con gran cantidad de locales comerciales y el casino. Si bien la gastronomía es variada y para todos los bolsillos, las preparaciones con productos de mar encabezan las cartas de casi todos los restaurantes.

Recomendados extras para golosos: alfajores, churros y helados artesanales.

Avistaje de fauna

Según la época del año, en la zona se pueden ver desde las colosales ballenas hasta las multitudinarias aves migratorias. (Mario Rodríguez)

Dependiendo de la época del año, desde la costa o en paseos embarcados, se pueden apreciar delfines, lobos marinos, pingüinos y gran cantidad de aves migratorias y flamencos. En invierno y hasta bien entrada la primavera, se ofrecen excursiones en botes semirrígidos para avistar a las ballenas francas australes que llegan a la zona para reproducirse. Este paisaje es único en el mundo por su abundante fauna acuática y la inmensa variedad de aves migratorias.

En resumen

Con la chapa de ser de las mejores playas del país y con días eternos para disfrutarlas, en Las Grutas y alrededores hay opciones para todos los gustos, desde aquellas con alta densidad de sombrillas a las semidesiertas en donde se puede sacudir la toalla sin preocuparte por llenar de arena a nadie. Buena gastronomía y noches frescas para prepararse para otro día de intensa vida playera.

"Las GRutas es una de las mejores playas argentinas. Aguas cálidas, arena suave y limpia, sol durante 12 horas por día, y es muy raro que llueva. Además, Es una ciudad segura". Mauricio Vescovi, gerente comercial de Máximo Destino.

Datos útiles

Los pescados y mariscos, en distintas preparaciones, encabezan las cartas de casi todos los restaurantes. (Mario Rodríguez)

CÓMO LLEGAR. En auto, desde Córdoba son 1.130 kilómetros. Para tener en cuenta: desde Realicó, La Pampa (a 435 kilómetros de Córdoba), la nafta cuesta alrededor de 10 pesos menos. En bus semicama con la empresa Tramat, ofrece el servicio Córdoba-Las Grutas desde 4.120 pesos por tramo, 18 horas de viaje aproximadamente. 

ALOJAMIENTO. Las Grutas cuenta con hoteles para todos los gustos y bolsillos. También hay casas y departamentos para alquilar por temporada y varias opciones de campings. El apart spa Los Aromos, cuatro estrellas, tiene departamentos para dos personas por 6.750 pesos. Para seis personas, 10.050 pesos. Ambas opciones incluyen desayuno seco, acceso al spa, pileta, solárium y gimnasio.

PAQUETE. Los operadores mayoristas Máximo Destino y Turisteca ofrecen salidas desde Córdoba en bus para enero, 7 noches de hotel, media pensión, asistencia médica y coordinador. Precio final 23.407 pesos por persona en base doble. www.maximodestino.com.ar, www.turisteca.tur.ar.

GASTRONOMÍA. En Las Grutas, para comer con vista al mar, el parador Acantilado ubicado en la primera bajada tiene un abundante menú de milanesa de merluza (no cabe en el plato) con guarnición por 450 pesos. El restó Mega ofrece el lenguado con papas rústicas, copa de vino y postre por $450. Hay más de 20 restaurantes para todos los gustos y bolsillos. En San Antonio Oeste en el Parador y Marisquería Olaff, paella superabundante para dos personas por 500 pesos sin bebidas.

MÁS DATOS. www.lasgrutasturismo.gob.ar.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.