Turismo astronómico en Chile

El observatorio más grande del mundo. Atacama, Chile. Foto: Alma Observatory.
El observatorio más grande del mundo. Atacama, Chile. Foto: Alma Observatory.

Chile, especialmente al norte, tiene 290 noches despejadas al año. Por ello, el turismo astronómico, o astroturismo, tiene mucho auge. Consiste en visitar algunos de los varios observatorios allí enclavados para, desde esas descomunales estructuras, escrudiñar el cielo por medio de telescopios o a simple vista.

En este sentido, los organismos nacionales especializados junto con autoridades de turismo, están trabajando en la implementación de un plan que analiza la oferta y demanda en esta materia, que estará listo en el próximo junio.

No es casualidad que en Chile exista el 40% de las instalaciones astronómicas mundiales, incluido el proyecto Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) ubicado en el Llano de Chajnantor, Desierto de Atacama, a cinco mil metros de altura.

En el lugar trabajan 500 personas de 17 países que estudian, mediante la utilización de 66 grandes antenas y el radiotelescopio más grande y caro de la Tierra, entre otras cosas, el origen del cosmos.