Escapada a Portillo con los esquíes puestos

Piscina y jacuzzi climatizados, para disfrutar rodeados de nieve.
Piscina y jacuzzi climatizados, para disfrutar rodeados de nieve.

Si es amante de los deportes en nieve, vive en Córdoba y tiene ganas de hacerse una escapada a un centro de esquí, sepa que está a escasas cuatro horas de lograrlo. La opción es Sky Portillo, enclavado en la cordillera a sólo dos horas de Santiago de Chile.

Con la temporada de nieve en pleno desarrollo, una escapada de fin de semana a un centro de esquí implica, normalmente, varios días más. El viaje hasta el destino elegido demanda más días que el simple fin de semana. Pero hay excepciones.

Si se puede salir de su casa prácticamente con los esquíes puestos, entonces sí el fin de semana se convierte en una escapada.

La propuesta es de Sky Portillo, el centro de esquí chileno ubicado en el corazón de la cordillera, a dos horas de Santiago de Chile. Si el viajero cordobés se toma el vuelo de LAN que tarda 1,15 horas a la capital chilena, arriba el aeropuerto, retira su equipaje y aborda el vehículo de transfer que lo espera (y que puede contratar con el mismo paquete), cuatro horas después de salir de Córdoba estará llegando a Portillo.

El acceso por la Cuesta Juncal, más conocida como Los Caracoles, es un viaje ya lleno de adrenalina, pues la ruta gana altura (hasta los 2.900 metros) en corta distancia por lo que el trazado describe 29 curvas de casi 180 grados y seguidas, una detrás de la otra. Estas curvas hacen que la circulación sea lenta y si hay nieve o hielo se hace necesario el uso de cadenas.

Silla cuádruple, uno de los medios de elevación de Portillo.
Silla cuádruple, uno de los medios de elevación de Portillo.

Pero, si el viaje le ha causado algún grado de estrés, al llegar a Sky Portillo se olvidará de todo: cuando el vehículo gira a la izquierda e ingresa al valle donde está asentado el centro de esquí, la visión que se presenta ante los ojos es increíble y supera las más altas expectativas.

A esquiar

Portillo posee una variedad de andariveles, 14 en total, que incluye sillas dobles, triples y cuádruples, además de andariveles de arrastre Poma.

Una de las premisas del centro de esquí es que el huésped aproveche al máximo el tiempo en las pistas esquiando o haciendo snowboard, y por ello, a veces, limita la venta de tickets para los andariveles según las condiciones y calidad de la nieve, para que no tengan que esperar en largas filas para subir.

Y cuando la superficie esquiable no es todo lo apta que se necesita, se ponen en marcha los cañones productores de nieve que dejan la alfombra blanca en condiciones óptimas.

Piscina y jacuzzi climatizados, para disfrutar rodeados de nieve.
Piscina y jacuzzi climatizados, para disfrutar rodeados de nieve.

El programa clásico de Sky Portillo (Sky Week) comprende siente noches de alojamiento, con estadía de sábado a sábado, pero la novedad de esta temporada es la posibilidad de contratar una Mini Week, con estadía de miércoles a sábado (tres noches) o de sábado a miércoles (cuatro noches). Por eso se habla de “escapadas”, por la alternativa de tomarse unos días que incluyan el fin de semana.

Ambos programas, el de siete noches o el Mini Week, contemplan acceso ilimitado a los andariveles; cuatro comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena), y acceso libre a la piscina y jacuzzi climatizados, sauna, gimnasio, yoga, cine, sala de juegos, discoteca y piano bar.

También se brindan actividades para niños, jóvenes y adultos; custodia de esquíes y botas y guardería para niños de 4 a 7 años, sin cargo.

La opción del Mini Week está disponible para el alquiler de cualquiera de las habitaciones y suites del hotel, los chalés, el Octógono y el Inca.

Además, de acuerdo a las fechas disponibles, cotiza la promoción del alojamiento de uno o dos niños en forma gratuita. Las semanas disponibles para este servicio son: septiembre 19 - 26 (temporada baja, un niño sin cargo); septiembre 26 - octubre 5 (temporada baja, dos niños sin cargo), y agosto 29 - septiembre 5 (temporada media, un niño sin cargo).

Sky Portillo, conformado por el hotel, el edificio amarillo; el Lodge Inca y Octógono, a la derecha, y los chalés, en primer plano. A la izquierda del hotel, se ve la piscina y el jacuzzi, ambos climatizados, frente a la laguna Inca.
Sky Portillo, conformado por el hotel, el edificio amarillo; el Lodge Inca y Octógono, a la derecha, y los chalés, en primer plano. A la izquierda del hotel, se ve la piscina y el jacuzzi, ambos climatizados, frente a la laguna Inca.

Amigos son los amigos

Otra modalidad que ofrece Sky Portillo son las semanas especiales, con paquetes de siete noches y todos los servicios mencionados.

Una de ellas es la semana de los amigos, Friends Week, del 15 al 21 de este mes, durante la cual los grupos de amigos podrán aprovechar la nieve de agosto y festejar durante las noches, con algunas de las mejores fiestas programadas para esos días, entre las cuales se recomienda el pool party.

Y otra semana especial es la del 22 al 28 de agosto, con la Wine Fest, propuesta que no se le puede pasar por alto a los amantes del buen vino. En los cálidos y amigables ambientes del hotel, los huéspedes pueden hacer todas las preguntas y conversar con los enólogos de las más prestigiosas viñas de Chile y, por supuesto, catar los elixires que se exponen. Al final de cada presentación se realiza un resumen, una serie de preguntas y cada viña aporta premios para los participantes.

Pero, como no sólo de nieve vive el hombre, un aspecto destacable de Sky Portillo es su gastronomía. Los mejores pescados, mariscos, carnes, verduras y legumbres; panes y especialidades; postres; mermeladas y dulces, y otras delicatessen salen de su cocina y llegan a las mesas de la mano de un equipo de mozos altamente calificado. La carta de vinos no se queda en zaga, con varietales y etiquetas de las mejores bodegas chilenas, argentinas e, incluso, algunos productos californianos.

Alojamiento

Sky Portillo ofrece una amplia variedad de alojamiento, ya sea en el hotel principal, como en los lodges Octógono e Inca Lodge y en los chalés.

En el hotel, las habitaciones tienen vista al valle. o hacia la Laguna del Inca, las montañas Los Tres Hermanos o las pistas y algunas cuentan con balcón. Sus capacidades van desde la single, hasta aquellas para cuatro y hasta seis huéspedes. Además, hay departamentos familiares.

En el Octógono, la habitaciones tienen cuatro camas en literas y baño privado, mientras que en el Inca Lodge. también tienen cuatro camas en literas, pero el baño es común.

En cuanto a los chalés, tienen capacidad para seis u ocho huéspedes y están ubicados al lado del hotel. Los pasajeros tienen acceso a todos los servicios del hotel y el salón restaurante.