Muros de la historia local

El arquitecto Jaime Roca puso en valor el edificio del Colegio Nacional de Monserrat.
El arquitecto Jaime Roca puso en valor el edificio del Colegio Nacional de Monserrat.

Las mañanas de domingo, la Dirección Municipal de Turismo realiza la visita guiada gratuita “Historias de Córdoba”, que recorre edificios emblemáticos de la ciudad. Desde sus muros, se puede desandar la obra del arquitecto Jaime Roca, entre otros hacedores destacados. 

En la intersección de calle 27 de Abril y la avenida Vélez Sársfield de la ciudad de Córdoba, se ubica uno de los edificios más imponentes de la zona, que actualmente ocupa la Lotería de la Provincia de Córdoba y donde sus comienzos se instaló Caja Popular de Ahorros y posteriormente, el Banco Social.

En 1997, el entonces gobernador de la provincia, Ramón Bautista Mestre, dispuso la fusión entre el Banco Social y el Banco de la Provincia de Córdoba.

A comienzos de 1998, se obtuvo la autorización del Banco Central de la República Argentina para realizar la transferencia de bienes del Banco Social al Banco Provincia, excepto las actividades vinculadas a los juegos de azar, las cuales serían administradas por una nueva entidad denominada Lotería de la Provincia de Córdoba Sociedad del Estado.

El edificio fue construido por el arquitecto Jaime Roca en 1929, con marcado estilo neocolonial plateresco, movimiento que ocupó el primer período del renacimiento español y cuya característica principal fue la idea de reproducir en materiales duros las formas de la orfebrería.

Roca diseñó la obra en base a un gran volumen articulado en dos fachadas, una por cada calle que la contiene y una imponente puerta de ingreso como bisagra entre ambas.

La puerta principal constituye un verdadero tesoro en sí mismo: forjada en bronce pulido, lleva guardas verticales en señal de resguardo, todo un símbolo para aquellos ahorristas que en algún momento depositaron bienes y confianza en el antiguo banco.

Hacia uno de los lados, se encuentra un ingreso secundario, considerado arquitectónicamente como de menor jerarquía. Lleva tres puertas con rejas de hierro, ornamentada con rostros, figuras y flores de lis.

Al elevar la mirada, se observa la torre que conserva líneas curvas, con ventanas también ornamentadas, con columnas y remates en aguja.

El edificio de la Lotería es uno de los tantos que pertenecen a la fructífera obra del arquitecto Jaime Roca, cordobés de nacimiento, quien cursó sus estudios en la Universidad de Michigan, Estados Unidos e introdujo el modernismo en la ciudad de Córdoba.

Se desempeñó como presidente del Colegio de Arquitectos de Córdoba, como docente y decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Córdoba; su contribución más importante a la arquitectura fue la introducción del Movimiento Moderno en Córdoba.

Los cordobeses le deben la puesta en valor y ampliación del Colegio Nacional de Monserrat, la iglesia de la Sagrada Familia y la sede del Jockey Club, ubicada también sobre calle Vélez Sársfield en su intersección con avenida Colón, entre otros valiosos aportes al espacio público.

Falleció en un accidente automovilístico el 2 de julio de 1970.

Esta y otras historias serán rememoradas en el transcurso de la visita guiada gratuita “Historias de Córdoba”, que la Dirección de Turismo Municipal realiza todos los domingos de este mes.