Entre Ríos: termas y comidas de río

Bancos de arena. Además de sus termas y playas, Colón permite navegar por el río Uruguay y descansar en los bancos de arena de las islas cercanas.
Bancos de arena. Además de sus termas y playas, Colón permite navegar por el río Uruguay y descansar en los bancos de arena de las islas cercanas.

El corredor del río Uruguay tiene un solo uniforme para el viajero: bata y ojotas. En el este entrerriano, el bienestar es un lujo accesible concentrado en los centros termales de Colón y alrededores.

En Entre Ríos, numerosas ciudades tienen termas sobre el corredor del río Paraná, en el oeste de la provincia, y el río Uruguay, en el este: Gualeguaychú, La Paz, María Grande, San José, Victoria, Villa Elisa, Villaguay, Diamante, Concordia, Chajarí, Federación, Basavilbaso y Colón. Y hay más proyectos en camino.

La elección depende de distancias y gustos personales, pero si se busca combinar la recreación con el turismo salud, sumando naturaleza y ciudades con historia, cuatro complejos separados por un máximo de 60 kilómetros tientan a recorrerlos: Colón, San José, Villa Elisa y Concepción del Uruguay.

Colón

Es una de las pioneras en complejos termales y acaba de renovar totalmente sus instalaciones. Abarca 13 piletas de agua termal dulce de distintas temperaturas y profundidades (tres cubiertas y nueve al aire libre), una pileta octogonal con chorros de agua a alta presión y un sector de relax con camas de hidromasaje individuales. Durante la primavera y el verano abre también un parque acuático con tres niveles de toboganes.

¿Lo más lindo? La vista al río Uruguay sin moverse de las piletas y la posibilidad de avistar aves. Colón tiene una de las mejores ofertas de alojamiento de la región en materia de hoteles y cabañas. Esta ciudad, además, invita a navegar entre los bancos de arena del río Uruguay, descubrir sus yacimientos de ágatas y visitar el histórico Molino Forclaz.

San José

A sólo nueve kilómetros, es casi un suburbio de Colón, pero cuenta con un centro termal propio ideal para familias con niños pequeños. Tiene piletas de uso pasivo y recreativo (cubiertas y descubiertas, pero todas de agua caliente), hidromasajes y toboganes muy seguros. También hay un área de juegos acuáticos infantiles. Se puede ingresar con alimentos, pero adentro hay también quiosco y restaurante.

San José.  Se trata de uno de los centros termales más tranquilos. Incluye una zona con juegos acuáticos infantiles con toboganes muy seguros.
San José. Se trata de uno de los centros termales más tranquilos. Incluye una zona con juegos acuáticos infantiles con toboganes muy seguros.

¿Lo mejor? Se trata de uno de los centros termales más tranquilos y aunque no es de los más grandes, está bien equipado. San José resulta un buen punto de partida para visitar Liebig, un pueblo histórico donde funcionó un frigorífico inglés. Sobresale el principal monumento de la localidad: una gigantesca lata de corned-beef… marca Liebig, por supuesto.

Villa Elisa

Es famosa por su pileta con olas de hasta 80 centímetros de altura (1,50 metro de profundidad en reposo), la única disponible en esta parte de Entre Ríos. De uso sujeto a condiciones climáticas, en época de frío sólo funciona de viernes a domingo, si el tiempo lo permite.

Villa Elisa. Su complejo termal es famoso por una pileta con olas de hasta 80 centímetros de altura. También hay otras piletas y área de juegos para niños.
Villa Elisa. Su complejo termal es famoso por una pileta con olas de hasta 80 centímetros de altura. También hay otras piletas y área de juegos para niños.

Además, hay dos piletas pasivas con hidrojets, de diferentes temperaturas y profundidades; otras tres piletas recreativas además de la de olas; y un área de juegos acuáticos (sólo en verano) ideal para chicos. ¿Lo más práctico? Es posible alojarse dentro mismo del complejo, en alguno de los dos hoteles, bungalows o camping, y disfrutar del spa Velissa. Villa Elisa también está a menos de una hora en auto del Parque Nacional El Palmar, un clásico de la región.

Concepción del Uruguay

Un parque de agua recientemente inaugurado, con toboganes y juegos, y un complejo de bungalows dentro mismo del recinto termal distinguen a las Termas de Concepción, que incluyen un excelente y amplio restaurante, un sector de venta de artesanías, un centro de masajes y un lago artificial que invita a rodearlo a pie para observar aves.

Parque Acuático Concepción. Su nuevo parque de agua incluye toboganes y juegos muy atractivos para los chicos.
Parque Acuático Concepción. Su nuevo parque de agua incluye toboganes y juegos muy atractivos para los chicos.

Además de las piletas -de entre 32 y 41 grados, con jacuzzi y chorros descontracturantes- hay canchas de vóley, fútbol y tejo, un parque de juegos de aventura para chicos y en verano, piletas de agua fría. Concepción tiene el principal monumento histórico de la región: el Palacio San José, que perteneció a Justo José de Urquiza.

Especial de la casa

Empanadas fritas de surubí: imperdibles las del restaurant El Viejo Almacén, en Colón (Urquiza y J.J. Paso, 30 pesos). Dorado a la plancha (también boga y pacú, según la pesca del día): tradicionalmente litoraleño, con queso azul o al limón (Restaurant del Puerto, Alejo Peyret 158, Colón, promedio platos principales 160 pesos). Roulet de pejerrey con relleno mediterráneo: para modernizar un clásico (restaurante Los Teros, Termas de Villa Elisa, 180 pesos por persona).

Pacú a la parrilla.  En esta región entrerriana, los pescados de río van a la cabeza. Imposible dejar de probarlos.
Pacú a la parrilla. En esta región entrerriana, los pescados de río van a la cabeza. Imposible dejar de probarlos.

Plus

Platos típicos

Los sabores de Entre Ríos se suman a los placeres termales. Los pescados de río van a la cabeza, con las milanesas de dorado, empanadas de armado o tararira, chupín de surubí o pacú a la parrilla. Los quesos artesanales, las mieles, las nueces de pecan y los dulces a base de arándano no se quedan atrás.

Agua es bienestar

Las termas dejaron de ser un refugio exclusivo para adultos mayores: la masiva presencia de familias y la creación de parques de agua con juegos para chicos confirman la tendencia de un turismo que combina salud, descanso y diversión. Si hay dolencias, se ofrecen consultas médicas y tratamientos específicos; si no las hay, agua caliente e hidromasajes para renovarse.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: casi 700 kilómetros separan Córdoba de Colón, en el centro de estos cuatro complejos termales. Son unas ocho horas, con tránsito fluido, por la autopista Córdoba-Rosario, siguiendo luego por RN 174, RP 39 y RN 14. Otra alternativa es por RN 19, continuando por RN 18, 130 y 14. En ambos casos hay peajes.

PASEOS: en el área que va de Concepción del Uruguay a Villa Elisa se pueden visitar el Palacio San José, el Parque Nacional El Palmar, la reserva La Aurora del Palmar, el Molino Forclaz, el Museo de Piedras de Selva Gayol, bancos de arena del río Uruguay y el Museo El Porvenir, de Villa Elisa.

GASTRONOMÍA: en Concepción, el restaurante Justo José ofrece especialidades regionales (Predio Termas Concepción, Ruta 14 Km 129, Tel. (03442) 431-100, www.termasconcepcion.com). En Colón, El Sótano de los Quesos es ideal para probar tablas de quesos y fiambres, acompañadas de vino y cerveza artesanal a orillas del río Uruguay, www.elsotanodelosquesos.com.ar). En Villa Elisa, el restaurante Aquilino se levanta sobre la avenida céntrica y ofrece un ambiente cálido con una carta moderna (avenida Urquiza 2.495, Tel. (03447) 487-011).

ALOJAMIENTO: desde Concepción del Uruguay hasta Villa Elisa, hay una amplia oferta de todas las categorías en toda la región, desde hoteles tradicionales -con spa los de mayor categoría- a complejos de cabaña con pileta, parrilla y parques.

MÁS DATOS: www.unatierradiferente.com/termas/