Venecia, las góndolas y sus gondoleros

Los paisajes venecianos son un espectáculo conocido, pero poco se habla del duro trabajo de los gondoleros que pasan gran parte del día en el agua. Cómo son esas embarcaciones típicas de la ciudad italiana. 

Venecia es un destino al que muchos viajeros quieren llegar. Las imágenes de la ciudad, conformada por 118 pequeñas islas separadas por más de 150 canales, están siempre presentes en todas las ofertas turísticas.

Se habla mucho del placer de pasear en góndola y a veces poco de los gondoleros y el mantenimiento que deben hacer de esas embarcaciones.

Estos curiosos botes, que son típicos de Venecia, tienen de 10 metros de largo, en general su construcción lleva varios meses de trabajo y nueve tipos de madera diferentes.

Su precio por supuesto es alto (más de 30.000 euros), así como también un paseo en las mismas, que puede rondar los 40 euros la media hora.

Una lancha taxi, para salvar a aquellos que se perdieron en los laberínticos pasajes de la ciudad y quieren llegar a un punto sale 50 euros.

El vaporetto es la opción más popular, por tratarse de un transporte público que atraviesa todo el Gran Canal central de la ciudad con paradas en ambos sentidos. El boleto cuesta 7 euros, pero además se pueden comprar billetes para todo un día o para varios días, ideal para turistas.

Temas Relacionados