Una librería en una isla griega que es un sueño

Se trata de un lugar encantador, que sigue la misma línea estética de la isla, con construcciones blancas de líneas curvas, y que ofrece increíbles vistas hacia el mar. Además de libros, los viajeros se encontrarán allí con algunos perros y gatos que forman parte de ese espacio.

Sin embargo, lo mejor de este lugar es la gran historia que le dio origen. En el año 2002, Oliver y Craig, ambos amantes de los libros, visitaron Santorini. Querían disfrutar de una buena copa de vino con una lectura en mano, pero descubrieron que en toda la isla no había ninguna librería. Así fue como en el 2004 decidieron llevar, junto a otros dos jóvenes, un auto lleno de libros desde Inglaterra hasta el pueblito de Oia, y abrir las puertas de Atlantis Books.

Durante el año, esta librería independiente es atendida por voluntarios, generalmente viajeros que están de paso. Así, detrás del mostrador hay siempre un amante de la lectura, dispuesto a sugerir sus libros de cabecera a los visitantes a cambio de poder dormir en el lugar. Ese es el trato: trabajo para tener un espacio donde dormir. Una oferta muy tentadora para los mochileros que recorren el mundo.