Un pueblo de cuento en la campiña inglesa

Es un poblado histórico y tranquilo. (123RF)
Es un poblado histórico y tranquilo. (123RF)

Entre estanques, puentes de piedra y callecitas onduladas, Bibury es una postal que conserva el encanto de 1300.

Las grandes ciudades llenas de rascacielos y edificios modernos son asombrosas, pero hay lugares donde parece que el tiempo no transcurre, lugares que conservan la mística y la semblanza de antaño y que son igualmente un festín para los ojos. Así es Bibury, un poblado ubicado en los márgenes del río Coln. Forma parte de los pueblos Cotswolds, uno más lindo que el otro, desplegados en la zona rural de Inglaterra.

Algo que hace a este lugar digno de una postal son sus casitas tradicionales de piedra, todas idénticas. Las viviendas son de color miel, tienen el mismo tejado a dos aguas y chimeneas, lo que aporta a una estética casi mágica. El encanto de este sitio se remonta siglos atrás. William Morris, uno de los grandes poetas del siglo XIX, decía convencido que Bibury era el lugar más hermoso de Gran Bretaña.

Arlington Row

El corazón del pueblo está cruzado por una calle ondulada considerada una de las más lindas del país británico: Arlington Row. Al caminarla se pasa por delante de algunas de las casas más antiguas de la zona, construidas en piedra en el siglo XIV y protegidas como monumentos históricos.

Otro atractivo punto para visitar es la iglesia de Santa María, un edificio de ventanales alargados que se destaca entre las iglesias de Cotswold. Si alguna vez viste esas cartas de Navidad con dibujos de casitas nevadas en pueblitos de ensueño, y te preguntaste si realmente existía un lugar así, la respuesta es sí, y se llama Bibury.