Un observatorio noruego, el mejor mirador de auroras boreales

Vista del cielo desde el Observatorio Solobservatoriet. (Foto: Facebook oficial, @Solobservatoriet).
Vista del cielo desde el Observatorio Solobservatoriet. (Foto: Facebook oficial, @Solobservatoriet).

El campus de Solobservatoriet, utilizado por Estados Unidos durante la Guerra Fría para espiar a soviéticos, planea agrandar sus instalaciones con el fin de recibir a visitantes interesados en auroras boreales.

Ubicado a 70 kilómetros de Oslo, la capital de Noruega, Solobservatoriet planea construir una cúpula resplandeciente, similar a un planeta. La obra surgirá de la tierra, ensamblándose con la naturaleza. Alrededor de la cúpula principal habrá siete cabañas, creando algo similar a un sistema planetario.

La idea es que en estos pequeños “planetas”, el observatorio pueda recibir a los visitantes que quieran pasar la noche en el lugar. Todos los huéspedes podrán elegir habitaciones para dos personas. El complejo tendrá capacidad de albergar hasta 32 visitantes al mismo tiempo. El objetivo es que los turistas puedan disfrutar del cielo, las estrellas, la noche y las auroras boreales.

Un poco de historia

El Solobservatoriet fue construido originalmente para el eclipse solar total de 1954. Durante la Guerra Fría, fue utilizado por los militares de Estados Unidos para espiar a los satélites soviéticos.

En la actualidad, es operado por Tycho Brahe, una institución cuya misión es realizar investigaciones científicas e informar al público sobre las maravillas del universo.

La nueva propuesta de este observatorio noruego incluye un centro de visitantes y varias dependencias pequeñas de la histórica torre del telescopio del lugar. Cuando esté terminado en 2020, el complejo de 1.500 metros cuadrados será el mayor observatorio solar al norte de los Alpes.