El tren alpino suizo, el más empinado del mundo

La cima del Monte Pilatus está a 2132 metros de altura y es una de las mayores atracciones turísticas (123RF)
La cima del Monte Pilatus está a 2132 metros de altura y es una de las mayores atracciones turísticas (123RF)

El ferrocarril más empinado del mundo está en el Monte Pilatus y su cima alcanza los ¡2132 metros de altura! Cuenta la leyenda dos historias puntuales: que la montaña era el pedestal de un dragón, de ahí el logo que lleva el famoso tren, y que su nombre se debe a Poncio Pilato, que dicen fue enterrado allí. El ferrocarril, accesible a partir de 1889 para visitantes, es una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad de Lucerna en Suiza.

El tren recorre 5 kilómtros y une las localidades de Alpnachstad y Pilatus Kulm, hasta llegar a la cima. Una vez arriba, ofrece una vista alucinante del lago Lucerna. La pendiente máxima que alcanza es de 25,6 grados o de 48%, es decir, gana 14 metros de elevación por cada 30 metros que avanza. Fue creado por el Ingeniero Eduard Locher que diseñó un sistema horizontal de cremallera único en el mundo: las cremalleras funcionan como engranaje y se acoplan a las vías dentadas. Se diferencia de otros lugares empinados del mundo donde utilizan cuerdas para tirar de los vagones.

Lucerna es un destino elegido para el ocio al aire libre desde el siglo XVI donde realizan todo tipo de actividades: parapente, senderismo y diversas formas de turismo aventura en la cadena montañosa de los Alpes suizos. Se puede llegar a la cima de la montaña de tres maneras: a pie, en teléferico o en tren, que antes funcionaba a vapor y es eléctrico desde 1937.

Una vez arriba, el panorama que brinda es excepcional: se pueden contemplar los lagos de los Cuatro Cantones en todo su esplendor, una de las maravillas naturales de Suiza. El tren de cremallera con pendientes super empinadas permite apreciar la flora y fauna del lugar mientras sentís la adrenalina que provoca la altura.