Tijuca, el bosque urbano “mais grande do mundo”

En el parque se pueden hacer caminatas por senderos que llevan a cascadas de hasta 30 metros de altura. (123RF)
En el parque se pueden hacer caminatas por senderos que llevan a cascadas de hasta 30 metros de altura. (123RF)

La soleada ciudad de Río de Janeiro es famosa por ser hogar del Cristo Redentor y de las populares playas de Copacabana e Ipanema.

Y entre sus muchos otros atractivos, también se destaca el Parque Nacional Floresta da Tijuca, el bosque urbano más grande del mundo. Este sorprendente pulmón verde permite escapar de la vorágine de la gran metrópoli brasilera y pasar a la paz y la tranquilidad de la selva en pocos minutos.

Adrenalina

Para los más aventureros, en este parque se puede realizar trekking y caminatas por senderos que llevan a diferentes cascadas de hasta 30 metros de altura.

Uno de los caminos más turísticos es el que conduce a la cima del Corcovado. El trecho es largo y por terreno empinado, pero ofrece muchos puntos panorámicos de la ciudad hasta llegar al Cristo Redentor.

Miradores y un palacio selvático

En Tijuca se encuentran varios de los mejores puntos panorámicos de Río, entre ellos el mirador Vista Chinesa, el mirador Doña Marta y Pedra da Gávea. Los tres tienen vistas que valen la pena.

Además, a los pies de la Floresta está el Parque Lage, un precioso parque con senderos que se adentran por jardines temáticos. En el centro se alza un palacete de estilo romano, que actualmente se utiliza como facultad de artes. Entre los árboles es común ver pequeños monos y tucanes.

Datos útiles

El Parque Nacional Floresta da Tijuca abre de lunes a domingo, de 8 a 17 (en verano, el horario se extiende hasta las 18). La entrada es libre y gratuita.