¿Te animarías a cruzar este aterrador puente colgante?

Algunos aseguran que el puente colgante que se acaba de inaugurar en Whistler Blackcomb –una de las estaciones de esquí más grandes y populares del mundo, situada en Canadá– es el más alto de América del Norte.

Suspendido sobre las pistas de esquí de Whistler Mountain, que une Whistler’s Peak y West Ridge, se encuentra a unos 2.000 metros de altura sobre el valle, lo que hace que caminar sobre él sea bastante aterrador. Cuenta, además, con unos 130 metros de largo.

La estructura será accesible durante todo el año. Sólo hay que comprar un pase de temporada en Whistler Blackcomb o un boleto Peak 2 Peak 360° (que si se adquiere de forma online, tiene un valor de 58 dólares canadienses para los adultos). El paisaje ofrece vistas panorámicas de las montañas y los lagos cercanos, y los valientes que se animen a mirar hacia abajo podrán contemplar el valle a través del piso del puente.

Se espera que, para agosto, abra sus puertas una plataforma de observación en la cima de la montaña, Raven’s Eye Cliff Walk, lo que completará el paseo.

Hay más

El pase Peak 2 Peak 360° incluye actividades muy divertidas más allá del puente colgante. Un ejemplo es la aerosilla, que además de brindar vistas espectaculares es considerada por el Récord Guinness como la que ofrece el viaje más alto y más largo.

Caminos entre grandes paredes de nieve, un bar con vista a 360°, senderos imperdibles y otras actividades forman parte del combo.

 

 

Una publicación compartida de Whistler Blackcomb (@whistlerblackcomb) el29 Jul, 2018 a las 12:03 PDT

 

 

Una publicación compartida de Whistler Blackcomb (@whistlerblackcomb) el25 Jul, 2018 a las 8:50 PDT

 

 

Una publicación compartida de Whistler Blackcomb (@whistlerblackcomb) el16 Jul, 2018 a las 9:08 PDT

 

 

Una publicación compartida de Whistler Blackcomb (@whistlerblackcomb) el5 Jul, 2018 a las 10:38 PDT

 

 

Una publicación compartida de Whistler Blackcomb (@whistlerblackcomb) el26 Jun, 2018 a las 8:58 PDT