Sibú, paraíso de chocolate

Los bombones de chocolate costarricense, un manjar.
Los bombones de chocolate costarricense, un manjar.

En Costa Rica se hacen tours del café, del chocolate y de la piña, entre muchos otros productos orgánicos. 

En Costa Rica se hacen tours del café, del chocolate y de la piña, entre muchos otros productos orgánicos.

Sibú chocolates es un programa más que interesante para los turistas, un lugar donde el arte y la ciencia de la chocolatería se dan cita.

Fue precisamente en Costa Rica donde, por primera vez, un español describió el proceso de cómo los indígenas preparaban el chocolate sazonándolo con vainilla, miel, chile picante, achiote, semilla de mame y harina de maíz.

“Hemos experimentado con esta receta del siglo XVI para poder ofrecerle a nuestros clientes una experiencia que, además de interesante, sea sobre todo agradable”, explica uno de sus propietarios y fundadores, Julio Fernández Amon, Máster Chocolatier e historiador egresado de la Universidad de Costa Rica quien trabajó varios años para National Geographic. Socio en la empresa es el periodista George Soriano, especializado en temas ambientales.

La degustación empieza probando la fruta del cacao, luego sus semillas al natural y también tostadas, para sentir el sabor que se reconoce en los chocolates. Cada pieza que se prueba representa una receta y una historia de cómo se preparó ese exquisito alimento a través de los siglos. El relato de sus propietarios es un viaje a través del tiempo y de los sabores.

Durante más de tres mil años el cacao ha sido cultivado por los pueblos Bribri y Cabecar en los bosques de Costa Rica. “Desde la llegada de los españoles a estas tierras, se nos convirtió en productores de materias primas para las metrópolis del Viejo Mundo. De manera que los países pobres producimos cacao mientras que los países ricos manufacturan chocolate. Nos pareció que era un paradigma que había que cambiar”, dice Fernández Amon.

Trufa de especias con canela, cardamomo, nuez moscada y un toquecito de chile picante; trufa clásica de café capuchino, gianduja de semilla de marañon tostada con sal de mar; ganache de mora silvestre cubierta con chocolate de leche, y trufa de menta con hierbas frescas, son algunos de los sabores.

Los bombones, unas pequeñas obras de arte, tienen hermosos diseños precolombinos costarricenses.

De forma regular, la Presidencia de la República de Costa Rica, el Ministerio de Comercio Exterior, el Instituto Costarricense de Turismo y otros entes gubernamentales, compran los chocolates Sibú como parte de eventos especiales y regalos VIP.