Se perfila como destino de lujo

Lima, una de la capitales de mayor patrimonio histórico de América.
Lima, una de la capitales de mayor patrimonio histórico de América.

Perú se posiciona como un destino exclusivo, no sólo por la calidad de sus hoteles, restaurantes y servicios, sino por ser un enclave con atractivos únicos en el mundo. En este segmento, en los últimos tres años, creció alrededor de un cincuenta por ciento.

Con un aumento sostenido en su oferta y demanda, el rubro de turismo de lujo se consolida en Perú.

PromPerú afirma que la inversión hotelera al cierre de 2011 sumó aproximadamente US$ 1.500 millones de dólares.

Y la empresaria Jacqueline Vargas Fort, gerente general de DCO Suites, Lounge &Spa, el crecimiento se debe principalmente a la captación de turistas extranjeros que alcanzan un gasto per cápita de U 1.500 diarios en hoteles de atención personalizada y calidad de servicio.

En este sentido, el turismo de lujo se enfoca en brindar servicios de alta categoría, calidad, atención personalizada en destinos únicos y exclusivos como el fascinante lago Titicaca, la ciudadela de Chan Chan, el Cañón del Colca, cruceros de lujo en el río Amazonas, y las islas Ballestas, entre otros.

Los turistas que optan por los viajes de lujo lo hacen principalmente rumbo a Lima (turismo gastronómico), Cuzco (visita a Machu Picchu), Valle Sagrado, seguidos de Arequipa, Nazca, Piura y Puno. Los principales turistas extranjeros de este segmento proceden del Reino Unido, Canadá, Holanda y España con un tiempo de estadía de aproximadamente una semana.

Cuzco y Valle Sagrado. Uno de los destinos más conocidos en Perú es Cuzco y la ciudadela de Machu Picchu que se puede disfrutar dentro de los planes de lujo. Para ello hay  hoteles tan legendarios como exclusivos tal el caso del Hotel Monasterio y el transporte a bordo del lujoso tren Hiram Bingham, de Orient-Express, que cubre la ruta Cuzco-Machu Picchu, recientemente elegido como el mejor del mundo en los Condé Nast Traveller.

El  Hotel Monasterio, de Cuzco, según la guía de la revista Travel+Leisure es superlativo.  Por décimo año consecutivo esa publicación destaca los lugares de hospedaje mejor posicionados entre sus lectores y en la lista figuran tres hoteles peruanos: el Hotel Monasterio (91.78), Cuzco; JW Marriott Lima Hotel (87.68) e Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel (93.47).

TripAdvisor, la página de Internet impuesta entre viajeros internacionales otorgó los premios 2012 correspondientes al Traveller\'s Choice (elegidos por los viajeros) y galardonó al Tambo del Inka como el mejor hotel de Sudamérica.

Lima. Lima es una ciudad divertida, antigua, hospitalaria y gourmet. Fue la joya más preciada de las colonias de España, y durante 300 años la ciudad más rica de América. A falta de palacios para sus reyes, florecieron las iglesias que guardan valiosas colecciones de arte y mansiones para los nobles.

El casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1991 por la Unesco.

De cara al Pacífico, en Lima, la modernidad y el mar se juntan. Edificios vanguardistas e impecables centros comerciales se concentran en la zona.

Otro atractivo limeño son los  barrios residenciales, los grandes parques arbolados y los restaurantes y cafés al aire libre que le ponen el toque de ciudad viva.

En Lima se puede practicar  surf, parapente, canotaje, kayak y ciclismo. La experiencia de tirarse en un parapente sobre el barranco de Costa Verde cuesta U 50 dólares por persona.

Los alrededores de Lima son excepcionales, hay expediciones para observar lobos marinos y una fauna alada que alborotan las islas Palomino, mientras que grupos más audaces salen a divisar ballenas en el zócalo continental.  Hacia el sur se erige Pachacamac, hermoso santuario prehispánico que fuera el lugar de peregrinaje más importante del antiguo Perú.

Al norte de la capital se estira Caral, la ciudad más antigua de América, construida hace cinco mil años.

Lima también es conocida como la capital gastronómica de América. Tiene una variada mesa internacional, que en muchos casos, es producto de la mixtura, como la fusión japonesa y peruana. En platos como el clásico lomo salteado se puede apreciar este maridaje de la cocina china con la nacional.

Como cualquier ciudad bañada por el mar, Lima rinde amplio tributo a los pescados y mariscos. El cebiche, el arroz con mariscos, las conchitas a la chalaca son platillos de consumo masivo.

Las pastas también son uno de los fuertes de la culinaria limeña, marcadas por atrevidas mezclas, como la corvina flambeada con pisco y acompañada con un risotto de calamares y espárragos.

No hay que dejar de paladear la comida criolla: ají de gallina, anticuchos, mazamorra morada y, el infaltable pisco sour.

Entre los restaurantes limeños que se pueden recomendar figuran: La Rosa Náutica, y el de la Huaca Pucllana. Otros de un excelente nivel también son Astrid y Gastón; Cala; Señorío del Sulco, y La Dama Juana, entre otros.

Hoy en Lima hay 18 hoteles cinco estrellas, algunos pertenecientes a las grandes cadenas internacionales como Sheraton, Hyatt, Meliá y las locales Aranwa y Casa Andina.

Datos

Nombre oficial: República del Perú.

Capital: Lima.

Gobierno: república presidencialista.

Población: 29.885.340 habitantes.

Superficie: 1. 286.215  kilómetros cuadrados.

Idioma: español, quechua  y aimara.

Moneda: nuevo sol.