¿Qué es la Semana Dorada japonesa?

Basta pensar en la “huelga a la japonesa” en la que los empleados trabajan más que lo habitual como forma de manifestación, para imaginar la importancia que tiene el trabajo en la vida de los nipones. Cualquiera podría pensar que esto resulta beneficioso para una empresa, pero no: un aumento en la producción haría caer los precios, ya que en Japón tienen calculada la mercadería para el consumo y los costos de almacenamiento son muy altos.

La primera semana de mayo de este año, Japón tuvo, por primera vez en la historia, una seguidilla inédita de feriados en la que se juntaron 10 días de descanso por los festejos correspondientes a los días de la Naturaleza, de la era Showa, de la Abdicación, de la Coronación, de la Constitución y de los Niños. Ese período de días festivos es lo que se conoce como Semana Dorada o Golden Week.

Lo curioso es que, justamente por su adicción al trabajo, en un principio los japoneses se resistían a tener tantos días libres. Sin embargo, finalmente pudieron disfrutar de su país tanto como cualquier otro turista, tras darse cuenta del valor que tenía ser protagonistas de la Semana Dorada y pertenecer a la historia de la primera abdicación japonesa en 200 años.

Y es que, después de 30 años de reinado, el emperador Akihito dejó el Trono del Crisantemo a su hijo, el príncipe heredero Naruhito. Este paso es también un cambio de era. Así fue que el 1° de mayo Japón dio inicio al año 1 de la nueva era imperial (“reina”), tras tres décadas de era Heisei (“logrando la paz”).