Puro vértigo: contemplá los Alpes desde un mirador de vidrio “colgado” de la montaña

Step into the void está a 3.842 metros del suelo. Es una “caja” con paredes, techo y piso de cristal, no apta para quienes temen a las alturas.

En lo alto de los Alpes franceses, en el pico de la montaña Aiguille du Midi, se encuentra una estructura de vidrio llamada "Step into the void". Si el teleférico que asciende del Mont Blanc a Aiguille du Midi a 3.777 metros de altura no es suficiente, Step Into The Void, a 3.842 metros, debería serlo.

Se trata de una “caja” con paredes, techo y suelo de cristal, que sobresale del borde de la montaña con una caída de unos 1.000 metros hasta la roca más cercana. Por su ubicación y sus características, quienes la visitan experimentan la sensación de estar colgando de un precipicio. Pero no hay nada que temer, ya que los lados de la estructura están constituidos por tres capas de vidrio templado de 12 milímetros de grosor.

¿Cómo llegar?

Se puede acceder en casi 20 minutos a través del teleférico de Aiguille du Midi. La cima de Aiguille du Midi (a 3.842 metros de altura) es lo más cerca que se puede estar del Mont Blanc sin un par de crampones.

Es el punto de partida para el ascenso a la ruta de los Tres y para practicar muchos otros deportes como el esquí fuera de pista en la temporada de invierno, o el senderismo y el parapente en las temporadas de verano y otoño.

La inspiración

Esta estructura de vidrio fue diseñada por Pierre-Yves Chays y el trabajo demoró unos tres años más tres meses de montaje (se inauguró en diciembre de 2013).

Se cree que Step into the void se inspiró en Skywalk, la enorme pasarela de cristal del Gran Cañón en el estado estadounidense de Arizona que abrió al público en 2007.