A preparar la tarjeta y el pasaporte: vuelve el Black Friday

Es una especie de continuación del Cyber Monday. Este viernes 24, todos atentos a los grandes descuentos.

Este viernes llega por fin el famoso evento online Black Friday. El suceso que causa furor en todo el mundo comenzó en Estados Unidos, y se basa principalmente en un día, que actualmente muchos toman como festivo, en el que los comercios realizan grandes descuentos luego del Día de Acción de Gracias, a modo de preparativo para la época de las Fiestas que ya se aproxima.

Desde nuestro país podemos acceder a algunas promociones a través de las páginas web de las marcas que permitan realizar compras vía internet –y si se tiene la suerte de visitar el local físico, mucho mejor–.

Pero atención: muchas tiendas en Argentina han copiado la metodología y proponen mañana también realizar una feria de descuentos en sus puntos de venta. En el caso de las compras en el exterior, hay que estar atento porque muchas páginas no permiten envíos, por lo que se deberá utilizar alguna que sí disponga de esta opción.

En el país trasandino, también.

Chile también se une a este importante evento. En el país vecino se recomienda comprar, entre otros productos, artículos de electrónica, ropa deportiva, indumentaria de marcas internacionales y maquillaje.

Como siempre sucede, hay cosas que encontraremos al mismo precio o a un precio mayor que aquí. Por eso, lo mejor es visitar casas como Falabella, París y Ripley, que tienen un rejunte de prendas a una buen cotización. Pero ¡atentos! No es posible traer todo lo que uno desee: electrodomésticos línea blanca, cubiertas y llantas, y muebles, entre otros artículos, serán muy difíciles de pasar por la frontera y seguro tendrán multa.

EN EL PAÍS DE LAS COMPRAS. Fiebre de compras en Santiago de Chile

¿Hasta qué monto puedo comprar en Chile?

Al regresar a Argentina, el límite de compras libre de impuestos aduaneros, si uno viaja en avión, es de 300 dólares para mayores a 16 años y de 150 dólares para menores a esa edad. Por vía terrestre, es de 150 dólares para mayores a 16 años, y de 75 dólares para menores.

Actualmente se está utilizando en los aeropuertos argentinos una metodología que busca agilizar el control aduanero. El método es al azar y depende de un “semáforo”: si toca rojo, el pasajero será inspeccionado; en cambio, si toca verde, sólo se entregará la declaración jurada y podrá retirarse. ¡Ojo! Esto sólo se aplica a los pasajeros que en su declaración no tienen nada que declarar.