Por los rincones del castillo más famoso de Escocia

Está ubicado en el corazón de la capital del país. (Edinburgh Castle)
Está ubicado en el corazón de la capital del país. (Edinburgh Castle)

Encaramado a lo alto de una colina y vigilando la ciudad que se despliega a sus pies, el Castillo de Edimburgo luce como un dragón dormido. Guarda los sucesos más importantes de la historia de Escocia, y ahora vamos a conocer algunos.

Un tesoro inagotable

Los orígenes de esta fortaleza se remontan la Edad del Hierro, varios siglos antes de Cristo. Años después, en la Edad Media, fue el hogar de de la realeza... y sus joyas, claro. Además de atesorar reliquias de todo el mundo, fue el espacio designado para guardar las joyas de la corona más antiguas, usadas por primera vez para la coronación de un monarca en 1543.

Entre las figuras que vivieron aquí se destaca María Reina de Escocia, una de las monarcas más icónicas de Europa. Llevó una turbulenta vida a mediados del 1500 y murió como prisionera en Inglaterra.

Disputado

El Castillo de Edimburgo cambió de manos muchas veces, una de las más destacadas es en 1314, cuando los escoceses lo recuperan de los ingleses en una incursión nocturna. Las batallas e invasiones recurrentes lo llevaron a ser "el lugar más sitiado de Gran Bretaña".