Por el mundo, tras las pistas de Banksy

La ironía acompaña muchas de sus creaciones. (Banksy)
La ironía acompaña muchas de sus creaciones. (Banksy)

No se sabe mucho de la vida privada de Banksy, envuelto en misterio, no muestra su cara ni da su nombre real. Eso suma al fanatismo que despierta en todo el mundo. Sin embargo, mientras algunas de sus obras se subastan por miles de dólares, otras aparecen tapadas pocos días después, por lo que los fotógrafos deben apurarse en retratarlas. Acá algunas de las más emblemáticas:

1. Ritmo neoyorkino

En 2018 Banksy pintó una obra en un edificio de Nueva York que iba a ser demolido. Para la ocasión colocó una rata en el reloj de la fachada. Estos animales son su símbolo más conocido y suele retratarlas en varios lugares.

2. ¡Salud!

En otra ocasión el artista intervino la parte inferior de una de las calles más empinadas del Reino Unido. En la misma plasmó a una mujer estornudando, dando la impresión de que ella provocaba la inclinación de las casas.

3. Teléfono descompuesto

No se queda en el mundo de los murales, también incursiona en las esculturas, como en este caso donde simuló un ataque a uno de los emblemas más reconocidos de Londres, sus cabinas telefónicas de color rojo.

4. En la ciudad del amor

Abajo de un arco de piedra en las inmediaciones de la Torre Eiffel el artista ubicó, una vez más, a sus animales predilectos. Un sitio ideal para que la pequeña pareja, con sombreros y coquetería, disfrutara de la vista parisina.