Polémico: el desafío de escalar un árbol de 75 metros sin protección

Se presenta como la atracción turística más aterradora de Australia: un árbol de 75 metros con 165 estacas de metal que ascienden en espiral hacia la cima, mientras los temerarios viajeros buscan espectaculares vistas a 360 grados del bosque.

El Árbol Bicentenario Dave Evans era originalmente un lugar de vigilancia de incendios, pero cuando el país festejó su bicentenario –en 1988– decidieron convertirlo en el mayor atractivo turístico del Parque Nacional Warren, escondido en el sudoeste de Australia Occidental.

Para eso, le martillaron 165 estacas, que forman una escalera en espiral que lleva a la punta del árbol. Y si bien la altura puede llegar a provocar vértigo, lo que más atemoriza a los visitantes es que no hay ningún elemento de seguridad para quienes decidan subir.

Aunque las autoridades del lugar afirman que no es una actividad peligrosa y argumentan que nunca nadie murió intentando escalar el Árbol Bicentenario, muchos consideran que implica asumir un riesgo innecesario.

Los primeros 25 metros

Por eso, quienes no estén dispuestos a subir 75 metros pero sí quieran formar parte de la experiencia, pueden ascender hasta los 25 metros. Allí se encuentra una primera plataforma que permite disfrutar del paisaje.

¿Dónde se ubica? 

El Árbol Bicentenario Dave Evans se localiza dentro del Parque Nacional Warren, cerca de Pemberton. Para acceder, hay que comprar una entrada al Parque Nacional en el Centro de Visitantes de Pemberton. Desde allí, el árbol está a unos 15 minutos en auto.