El paraíso escocés que ofrece casa y empleo para no quedar desierto

La isla de Rum, en las Tierras Altas de Escocia, está buscando habitantes para sus casas ecológicas. No quiere quedar desierta y ofrece empleo y vivienda. ¿Te mudarías?

Un popular y típico destino para pasar unas relajantes vacaciones inmersos en la naturaleza, en la costa oeste de Escocia, ahora está buscando residentes permanentes. La paradisíaca isla de Rum ofrece confortables viviendas ecológicas y hasta empleo para que las personas se muden allí y así poder aumentar su cada vez menor número de habitantes.

Desde su sitio web oficial, el gobierno local explicó que se buscan personas o familias, preferentemente con hijos pequeños para que se conviertan en la nueva generación de isleños, que estén dispuestas a disfrutar del estilo de vida de la isla y que ayuden a conseguir un cambio positivo en su comunidad.

A pesar de ser uno de los lugares más lindos de aquel país para vacacionar, lo cierto es que la rocosa isla de sólo 12 kilómetros de largo cuenta con apenas 30 habitantes. Solo queda un niño en la guardería y dos en primaria.

Si para muchos el paisaje y la tranquilidad que ofrece el lugar ya es un excelente motivo para empezar a armar las valijas, hay otros incentivos para tomar la drástica decisión de mudarse y comenzar una nueva vida. Es que el gobierno local está construyendo casas ecológicas para la comodidad de los futuros residentes. Por estos días están finalizando una nueva tanda de cuatro casas ecofriendly, de tres ambientes y con alquileres accesibles, ubicadas en el único asentamiento urbano de la isla. Además, hay oportunidades laborales y los candidatos que cuenten con un oficio o negocio tienen doble chance, ya que estarían contribuyendo a incrementar la economía local.

Un paraíso

Rum es una de las islas más pequeñas de las Hébridas Interiores en los Highlands. Es un popular destino para aquellos que disfrutan de la naturaleza, el campo, el mar, las montañas y hasta de la historia, ya que cuenta con su propio castillo, Kinloch, una mansión victoriana que fue construida por un magnate textil de Lancashire y que se puede visitar.

Si en algún momento de tu vida tuviste esa loca idea de dejarlo todo y comenzar una nueva vida en un recóndito lugar, lejos de las grandes ciudades y rodeado de naturaleza, esta puede ser la oportunidad de tu vida. Aunque siempre es mejor primero leer muy bien la letra chica. Aquí están los requisitos para poder vivir en el paraíso.