La original idea de un resort para aprovechar la pileta sin turistas

El complejo cerró sus puertas en marzo. (Aveda Kumarakom)
El complejo cerró sus puertas en marzo. (Aveda Kumarakom)

El pueblo de Kumarakom está formado por un conjunto de pequeñas islas rodeadas de lagos, es conocido por ser un destino turístico que implementa prácticas sustentables centradas en el respeto al medio ambiente. La mayor parte de la población local se dedica a la pesca y la agricultura.

Es en este lugar donde está ubicado el Aveda Resort and Spa, un resort de lujo, que al igual que muchos otros establecimientos de hospedaje alrededor del mundo, vio caer drásticamente su actividad en este período de pandemia. Esta fue entonces la solución que pensaron para adaptarse a la "nueva normalidad":

Como pez en el agua

Una de las características más impresionantes del resort es su piscina, con nada más y nada menos que 150 metros de largo tiene una capacidad de unos 7.500.000 litros de agua. La misma fue sembrada con 16.000 peces de mancha perla, muy utilizado en los platos típicos del país.

Para saber si realmente la idea es redituable, tendrán que esperar un poco, ya que este tipo de pez tarda unos ocho meses en alcanzar su tamaño completo. El gerente indicó que esperan poder vender alrededor de cuatro toneladas de manchas de perlas y así cubrir los gastos del resort.

Si bien en este momento está lleno de peces, aseguran que al volver a la actividad turística el espacio será puesto de nuevo a punto para que los visitantes puedan darse un chapuzón y los animales serían trasladados a otro lugar, esto permitiría que el Aveda mantenga el ingreso extra. Pero por ahora, son los peces quienes andan a sus anchas en el lugar.