Oporto a pie: una escapada a la ciudad de los puentes y de los azulejos

Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)
Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)

A orillas del río Duero, una muy buena opción para conocer en dos o tres días.

Oporto es la segunda ciudad más poblada de Portugal después de Lisboa. Es una ciudad costera que se encuentra al noroeste del país y la atraviesa el río Duero, que en conjunto con los puentes, barcos y fachadas de colores, le otorgan identidad y protagonismo.

La ventaja que tiene Oporto frente a otras ciudades portuguesas es que los atractivos se encuentran uno cerca otro. Esto facilita el recorrido de la ciudad, que puede hacerse a pie o con transporte público.

Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)
Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)

Para quienes visitan Europa y seleccionan varios países en pocos días, o para quienes se encuentran en algún país europeo y quieren hacer una escapada, Oporto es ideal para conocer algo de Portugal con tiempo acotado. La ciudad encaja perfecto en dos o tres días.

La ciudad del puerto ofrece un recorrido que incluye caminatas por centro histórico, callecitas para perderse, restaurantes con terrazas y diversa gastronomía, paseos en barco, cata de vinos, y mucha historia que quedó asentada en la arquitectura y urbanización.

La cara de Oporto

Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)
Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)

Después de haber escuchado tanto sobre el río y los puentes, uno tiende a buscar esta imagen cuando llega a Oporto, lo cual es fácil de encontrar ya que la inclinación de las calles en bajada indican la dirección al río.

Siguiendo este camino, uno llega a la parte más turística de La Ribeira. El río es atravesado por el famoso puente Don Luis, que separa Oporto de Vila Nova de Gaia, la ciudad vecina.

Del lado de Oporto, la orilla del río es un paseo gastronómico y peatonal con restaurantes pintorescos y buenas vistas. Las terrazas y galerías al aire libre invitan a sentarse y probar algún plato típico con vista al río. Mientras tanto, la música callejera se encarga de embellecer esta experiencia.

Desde el frente, cruzando el puente, el lado de Vila Nova de Gaia regala la vista a la fachada de Oporto, la ciudad de colores que posa sobre el agua, con una silueta irregular y bien marcada que forman los edificios en altura, los tejados color ladrillo que los decoran, y seguro algún barco que parece posar para darle más encanto. Si uno llega a horario, el atardecer puede ser un regalo.

Sobre el río

Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)
Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)

La orilla del río es una experiencia de día completo. Aparte de la comida o cena en algún restaurante, esta zona ofrece algunas actividades: La primera - que podría ser la obligatoria-, es el Crucero de los Seis Puentes, un paseo en barco por el río Duero que regala otra perspectiva de la ciudad.

Otra experiencia es la visita a las bodegas ubicadas en Vila Nova de Gaia, también sobre el río. Son famosas por el vino de Oporto, bebida típica. Se ofrecen recorridos con guía, cata de vinos y venta.

También se puede dar un paseo en el teleférico de Gaia, para tener otro punto de vista de la ciudad.

La ciudad y los imperdibles

Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)
Un viaje por Oporto, una increíble ciudad de Portugal. (Foto: Constanza Vasquez)

La Estación São Bento es un buen comienzo del recorrido. Las paredes de la estación cuentan la historia de Oporto a través de imágenes creadas con más de 20 mil azulejos. Es la expresión más famosa que pone a la cerámica como rasgo identitario de la ciudad.

La Catedral es otro punto de referencia. Pero otra iglesia a la cual no se puede faltar, es la Iglesia de los Clérigos, o más bien, la Torre de los Clérigos que la conforma. Vale el esfuerzo de los 225 escalones cuesta arriba para tener la mejor panorámica de Oporto, con vista al río desembocando en el mar, y los miles de tejados de ladrillo que le dan color a la ciudad.

La Livraria Lello, inaugurada en el año 1906, es conocida como “la librería más bonita del mundo” y alberga rumores acerca de que J.K Rowling, la autora de Harry Potter, se inspiró en ese lugar para escribir la serie literaria. Esto último si bien no está confirmado, atrae a cientos - o miles- de turistas por día.

La Iglesia de San Francisco, la Casa de la Música, la Capilla de las Almas, el Café Majestic, y la peatonal Rúa de Santa Catarina, son otros puntos de la ciudad para visitar.

Un buen consejo: Hacer un free walking tour puede ser muy útil para recorrer la ciudad con un guía que explique la historia y los detalles. Se trata de tours grupales organizados que pueden conseguirse por internet. El tour es gratis, pero con el compromiso de dejar a voluntad, lo que se considere y se pueda pagar.

Para terminar

Suena imperdonable irse de una ciudad con mar sin ver el atardecer desde la costa. Una buena despedida de Oporto sería la caída del sol desde el Faro de las Felgueiras. Se puede llegar en transporte público con dirección a Foz do Douro, o caminando por la costa. Está a pocos minutos del centro y regala una experiencia anaranjada en una playa de piedras, con un faro para el postureo y los pescadores como siluetas.

Datos útiles de Oporto

Cómo ir. Se puede llegar a la ciudad de Oporto en avión, hay vuelos “low cost” desde España por 40 euros. Otra opción es llegar en tren o automóvil.

Alojamientos. Varían según las comodidades, pero hay habitaciones compartidas en hostels por 15 euros por persona, o privadas en hoteles a partir de 60 euros.

Costo. Es un destino relativamente barato si se compara con otros países europeos: un café cuesta menos de un euro en algunos lugares, y es posible comer un menú ejecutivo por menos de 10 euros. Por supuesto, hay otros valores.

Atracciones. El paseo en barco puede costar unos 12 euros. La entrada a la Torre de los Clérigos cuesta 4 euros, y la librería Lello, 5 euros.

Temas Relacionados