Ocho meses fue lo que duró la isla más joven del mundo

Se había formado en Estados Unidos y convertido en un atractivo turístico. Desapareció debido a las fuertes tormentas que tuvieron lugar en la zona.

A mitad del año pasado, la aparición de una pequeña isla frente a Cape Point, en Carolina del Norte (Estados Unidos), sorprendió a sus habitantes. Curiosos de todo el mundo se acercaron para conocer ese nuevo pedazo de tierra, bautizado como “Shelly Island”, que al poco tiempo se convirtió en un atractivo turístico.

Si bien las autoridades de la zona habían advertido que no era recomendable ir a la isla, ya que la única forma de acceder era nadando a través de corrientes peligrosas, muchos visitantes hicieron caso omiso y disfrutaron de los 16 kilómetros de arena que tenía para ofrecer.

Recientemente, debido a fuertes tormentas que tuvieron lugar en el destino, la isla más joven del mundo desapareció. La Nasa dio a conocer esa información junto con una serie de fotos satelitales que lo comprueban.

Desde que se formó, los expertos habían informado que ese nuevo banco de arena podía dejar de existir en cualquier momento. El mes pasado ya había quedado bajo el agua, pero con imágenes aéreas se podía ver que seguía allí. Ahora, sin embargo, queda claro que las olas y las corrientes redistribuyeron la arena.

El “dueño” 

Ken Barlow, quien se encargó de registrar a Shelly Island como de su propiedad, asegura que el pedazo de tierra todavía permanece allí, porque no quiere perder su pequeña inversión de 26 dólares.

No obstante, al enterarse de sus declaraciones, los funcionarios del estado de Carolina del Norte salieron a aclarar que ningún ciudadano puede poseer un banco de arena o una isla.