Óbidos, una ciudad que se quedó en la Edad Media

Viajar en el tiempo es posible en Óbidos, Portugal, una pequeña ciudad medieval que se ubica a tan sólo una hora y media de la capital del país, Lisboa.

La principal atracción de esta aldea es el castillo, construido hace 700 años por el rey D. Denis y entregado a su esposa, doña Isabel, como regalo de boda. Tanto esta edificación como la muralla siguen siendo las originales.

La muralla que rodea a Óbidos se puede recorrer a pie en un paseo increíble con vistas únicas del lugar. Si bien se trata de un circuito corto (de una hora) es necesario saber que no es sencillo y que se encuentra a una gran altura.

La joya de la aldea

Hoy los turistas se pueden hospedar en el castillo de Óbidos, ya que se ha convertido en un lujoso hotel de 4 estrellas. Cuenta con 17 habitaciones preparadas para recibir a los visitantes, cuyos precios varían entre 2.996 y 6.992 pesos en función del dormitorio elegido y de la época del viaje.