Nuevo Guinness para Dubái: ahora tiene la fuente más grande del mundo

Las funciones diarias se realizan entre las 19 y la medianoche. (Guinness World Records)
Las funciones diarias se realizan entre las 19 y la medianoche. (Guinness World Records)

No quedan dudas de que la ingeniería y la arquitectura de Dubái son de las más vistosas y modernas del mundo. Con rascacielos enormes y puentes que desafían la gravedad, los constructores de esta parte del globo saben cómo marcar tendencia.

Ahora, la obra que ocupa los titulares del mundo es Palm Fountain, una colosal construcción de 1.335 metros cuadrados y 128 tiradores que lanzan agua a más de 100 metros de altura. Con estas medidas, la fuente fue distinguida como la más grande del planeta.

Pura luz y color

Además de ser enorme se destaca por su diseño artístico: constantemente el agua cambia de colores gracias a 3.000 lámparas led y realiza una complicada danza iluminando el cielo. Por su ubicación estratégica en la isla artificial Palm Jumeirah, es posible ver el juego de luces y columnas incluso desde lejos.

El libro de récords Guinness registró la nueva marca, dejando en segundo lugar a la que ostentaba el título hasta el momento: Banpo Moonlight Rainbow Fountain, ubicada en la ciudad de Seúl en Corea del Sur, y de 1.140 metros de longitud.

La inauguración de Palm Fountain se hizo a lo grande, con shows, fuegos artificiales y música. La fuente abre al público desde el atardecer hasta la medianoche, cuando se puede apreciar en contraste a la oscuridad del cielo, y ya promete ser una parada imperdible para quienes visiten la ciudad.