Miami: siete claves para tener en cuenta antes de ir

South Beach, uno de los mejores lugares para alojarse. (123RF)
South Beach, uno de los mejores lugares para alojarse. (123RF)

¿Tenés pensado ir a Miami? Hacemos un repaso por el mejor momento para viajar, zonas en donde alojarse, lugares para comer, las experiencias imperdibles, movilidad, compras y playas.

1. Cuándo viajar

Si bien por su clima tropical Miami es un destino para visitar todo el año, hay que tener en cuenta algunos datos antes de elegir cuándo ir. La temporada alta va de enero a abril; y registra pocas lluvias pero los precios son más elevados. Entre junio y septiembre hace mucho calor y los días son más húmedos y lluviosos, aunque los precios bajan y hay grandes descuentos. Un buen momento para ir es entre noviembre y diciembre, o durante abril (temporada media).

Recordá que los argentinos, además de pasaporte vigente, necesitamos visa para ingresar al país. Acá te contamos paso a paso cómo tramitarla.

2. En qué barrio alojarse

La zona más conveniente para buscar alojamiento, sobre todo para los que van por primera vez, es South Beach, dentro de Miami Beach (que ojo, no es lo mismo que Miami). South Beach tiene muchos de los atributos que más identificamos con Miami: playas, shoppings, vida nocturna y art déco.

¿Otras opciones? Dos zonas lujosas con precios elevados son Mid Beach, con playas tranquilas y hoteles exclusivos, y Coconut Grove, el barrio más antiguo de Miami, con espacios verdes y movida hipster. Brickell es un barrio financiero y sin playa, pero bien comunicado y con precios razonables. Dos barrios con precios más económicos son Coral Glabes, perfecto para familias y adultos mayores, aunque alejado del centro; y Little Havana, con una oferta ideal para bolsillos ajustados.

3. Dónde comer

Los barrios de Miami ofrecen una amplia diversidad de experiencias gastronómicas. En South Beach hay muchas alternativas exclusivas y se destacan los restaurantes de los hoteles, mientras que Wynwood está consolidando su propuesta con espacios dirigidos por reconocidos chefs. En Design District abren nuevos restaurantes todo el tiempo, en tanto que el distrito financiero (Downtown y Brickwell) se especializa en atender a los viajeros de negocios. Coconut Grove, por su parte, está experimentando un renacimiento que incluye el desarrollo gastronómico, y en Little Havana se consiguen platos típicos de Cuba.

4. Cómo moverse

Hay varias opciones de transporte público: el Citywide Free Trolley, que es gratis y funciona sólo en Miami Beach; el Metromover, también gratis, opera sólo en el distrito financiero de Miami; el Metrorail, sistema de trenes que conecta sólo Miami (no Miami Beach); y el Metrobus, una red de buses que circulan por el condado Miami-Dade, es decir que llegan hasta Los Cayos y Fort Lauderdale.

También está la posibilidad de alquilar auto, sobre todo si la idea es hacer excursiones por los alrededores. En ese caso hay que tener en cuenta que el estacionamiento puede ser complicado.

5. Dónde hacer compras

Si la idea es aprovechar los outlets, nada mejor que Sawgrass Mills Mall. Otros centros comerciales (no outlets) son Lincoln Road Mall (en South Beach, uno de los más famosos), Dolphin Mall (cerca del aeropuerto de Miami) y Brickell City Centre, al aire libre (en el distrito financiero). ¿Algunas alternativas de lujo? Bal Harbour Shops (las mejores marcas), Miami Design District (alta costura pero también diseñadores hipster) y la avenida Palm Beach.

Tip: para aprovechar rebajas, los mejores meses son enero y junio.

6. Cuáles son los "must"

Hacer playa en South Beach, con arena clara, mar turquesa y las casillas coloridas de los guardavidas; caminar por las avenidas Collin y Ocean Drive para conocer el distrito art déco; admirar el arte callejero en los murales a cielo abierto de Wynwood Walls; visitar el parque Dominó y la calle 8 en Little Havana; y hacer compras en alguno de los varios centros comerciales que ofrece la ciudad.

7. Dónde hacer playa

La parada obligatoria es Southbeach, que está cerca de los grandes hoteles y centros comerciales. La imagen más icónica de este lugar son las casillas coloridas y brillantes de los guardavidas, y cuenta con puestos de bebidas, así como sombrillas y reposeras para alquilar.

Para familias se recomienda ir a playas más tranquilas como Hollywood Beach, Crandon Park o Sunny Isles. Por otro lado, los que se animen al nudismo pueden ir a Haulover Beach, en Bal Harbour; quienes busquen deportes acuáticos los encontrarán en Hobie Beach y los que prefieran huir de las multitudes podrán hacerlo en Homestead Bayfront o en Virginia Key Beach.