Los Museos Vaticanos

El Estado Ciudad del Vaticano,  a través del Tratado de Letrán, es un ente soberano de derecho público internacional.
El Estado Ciudad del Vaticano, a través del Tratado de Letrán, es un ente soberano de derecho público internacional.

Son un conjunto de galerías y estancias donde es posible ver y admirar pinturas, esculturas y grupos escultóricos, mapas, tapices y otras obras fruto del ingenio humano, recogidas por los sumos pontífices a lo largo de los siglos y que son propiedad de la iglesia católica.

Los Museos Vaticanos son un conjunto de galerías y estancias donde es posible ver y admirar pinturas, esculturas y grupos escultóricos, mapas, tapices y otras obras fruto del ingenio humano, recogidas por los sumos pontífices a lo largo de los siglos y que son propiedad de la iglesia católica.

Los museos comprenden además notables monumentos artísticos como la capilla Sixtina, la capilla del Beato Angélico, las Estancias y Logia de Rafael y el Apartamento Borgia.

El conjunto museístico se compone también de otros edificios pontificios, galerías, monumentos y jardines, como lo son el Museo Etnográfico, el Egipcio y el Etrusco, la Galería de los Candelabros, la de los Tapices y la de los Mapas Cartográficos, y el Apartamento de Pío V.

La base fundacional de estos museos fue la colección privada del Papa Julio II. Más tarde otros papas incrementaron y enriquecieron las grandes colecciones, gracias a la tradición de familias italianas de formar grandes colecciones de arte, porque tenían entre sus miembros cardenales que llegaban al pontificado.

Los museos disponen de un taller de restauración de pinturas, bronces, mármoles, tapices y otros. Cuenta también con un Gabinete de investigaciones científicas.

A este conjunto de edificios también pertenece la Biblioteca Vaticana, una de las mejores del mundo.

Los jardines. Los jardines son el lugar de descanso y meditación del Romano Pontífice desde 1279, cuando el Papa Nicolás III trasladó la residencia papal del Laterano a El Vaticano. En el interior de las murallas que mandó levantar para defender su residencia, el Papa mandó plantar árboles frutales, un prado y un jardín. Ese primer núcleo surgió cerca de la colina de San Egidio, donde actualmente se encuentra el Palacete del Belvedere y el Patio de los Museos Vaticanos.

El área desde donde se inicia la visita a los Jardines Vaticanos se encuentra en la parte más reciente del Estado en la que fueron realizados nuevos jardines que, junto con los del núcleo original, cubren casi la mitad de las 44 hectáreas de extensión de El Vaticano.

El Estado. El Estado de la Ciudad del Va­ticano nació con el tratado de Letrán, firmado entre la Santa Sede e Italia el 11 de febrero de 1929 y ratificado el 7 de junio del mismo año.

El Sumo Pontífice reside en el Estado de la Ciudad del Vaticano donde se encuentran también algunos de los organismos que le asisten. Dicho acuerdo estableció la personalidad del Vaticano como ente soberano de derecho público internacional, y su objetivo fue asegurar a la Santa Sede, en su condición de suprema institución de la iglesia católica, “la absoluta y visible independencia garantizándole una soberanía indiscutible también en el campo internacional”, como se declara en el preámbulo del tratado.

Monarquía absoluta. La forma de gobierno es una monarquía absoluta. El Sumo Pontífice es el jefe del Estado, con plenos poderes legislativos, ejecutivos y judiciales: durante el período de sede vacante el Colegio de cardenales ejerce esos poderes.

El Poder Legislativo además, es ejercido en nombre del Sumo Pontífice, por una Comisión integrada por un Cardenal Presidente y otros cardenales nombrados por un quinquenio.

Los órganos constituidos según el sistema judicial del Estado ejercen el Poder Judicial en nombre del Sumo Pontífice.

El Estado de la Ciudad de el Vaticano posee una bandera propia dividida en dos campos verticales: uno amarillo, junto al asta, y otro blanco, en que está representada la tiara pontificia con las llaves cruzadas. Posee derecho de acuñar su propia moneda, el euro de el Vaticano, y emite sus propios sellos de correos.

En El Vaticano se edita un periódico diario, L’Osservatore Romano, fundado en 1861; y desde 1931, funciona una emisora, Radio Vaticano, que transmite a todo el mundo programas en diversas lenguas.

El edificio que se encuentra a la derecha de la basílica es la residencia actual del papa.

Desde ahí (segunda ventana a la derecha, del tercer piso) se asoma cada domingo al mediodía para recitar el Ángelus y bendecir a la muchedumbre reunida en la plaza.

El Estado Ciudad del Vaticano, a través del Tratado de Letrán, es un ente soberano de derecho público internacional.