Las casas que se vendían a un euro en Francia ya tienen dueño

Hace no mucho tiempo se dio a conocer un proyecto en el que un pequeño pueblo al norte de Francia ofrecía la posibilidad de comprar una casa con tan sólo un euro. Hoy, todas esas viviendas ya tienen dueño.

Roubaix es el nombre del lugar que puso en marcha este proyecto experimental para promocionar el acceso a la vivienda. La idea era vender 17 casas antiguas que se estaban viniendo abajo a un valor simbólico, con el objetivo de que fueran recuperadas.

Desde que el ayuntamiento anunció el plan, se presentaron 874 compradores, de los cuales fueron seleccionados 74, y finalmente quedaron los que fueron anunciados.

Vale destacar que los interesados tuvieron que cumplir con una serie de requisitos exigentes  para evitar especulaciones. En primer lugar, los compradores no podían ser propietarios ni haberlo sido en ningún momento de sus vidas; por otro lado, deberán vivir en su nuevo hogar al menos seis años antes de poder venderlo; y, finalmente, serán responsables de todas las reformas que haya que hacer en las construcciones.

Acceso a la vivienda y repoblación, las dos metas

Si bien inicialmente este proyecto se planteó como una forma de que las personas con menos recursos pudieran acceder a una vivienda propia, muchos residentes de otros países también se interesaron en comprar las casas.

Por otro lado, este tipo de iniciativas también apunta a poblar los lugares que se están quedando sin habitantes a causa de migraciones hacia las grandes metrópolis.