La playa con el bosque de palmeras de dátiles más grande de Europa

Se encuentra en la isla griega de Creta y está formado por unos 5.000 árboles. El paisaje se completa con arena blanca, agua turquesa y pequeños islotes.

Vai no es una playa más: su principal característica es el extenso palmeral de dátiles que se encuentra bordeando su costa, que de hecho es el más grande de Europa. De ahí deriva su nombre, ya que Vai significa “palma” en griego.

Ubicado en Creta, la mayor de las islas griegas, es un bosque de grandes proporciones, formado por unos 5.000 árboles. Y si bien en otros sectores de la isla se pueden ver palmerales, son bastante más pequeños que el que ofrece esta playa.

Con arenas blancas y aguas turquesas, Vai tiene en uno de sus extremos rocas lisas, mientras que en el lado opuesto hay pequeños islotes. Cabe destacar que el lugar dispone de varios servicios para los turistas –como sombrillas, duchas, la posibilidad de realizar deportes acuáticos y una cantina–, pero son bastante costosos.

UN PASEO. Tres propuestas para descubrir las islas griegas.

Fuera del área protegida, a unos 20 minutos caminando, se pueden encontrar lugares para hospedarse.

Refugio hippie

Este rincón griego fue descubierto por hippies que fueron expulsados de Mátala (otra población de Creta) a principios de los ’70 y buscaron un nuevo refugio en la zona. Así, para la década del ’80, Vai se había transformado en su hogar permanente, pero se convirtió en un lugar muy sucio. Por esta razón, durante esa misma década, se declaró área protegida y se recuperó. Hoy cuenta con el reconocimiento de Bandera Azul por la Unión Europea.

Cómo llegar

Se puede acceder fácilmente en auto desde ciudades cercanas y dejarlo en el área de estacionamiento de la playa. Otra opción, si no se cuenta con movilidad y se quiere ir solo, es comprar un pasaje de colectivo desde Sitia, que se encuentra a tan sólo 30 minutos. Si no, desde Creta salen todos los días visitas guiadas.