Italia se prepara para reactivar el turismo en junio

Los viajeros no tendrán que hacer cuarentena cuando lleguen a Italia. (123RF)
Los viajeros no tendrán que hacer cuarentena cuando lleguen a Italia. (123RF)

El país reabrirá sus fronteras, en principio con los países de la Unión Europea. ¿Qué medidas tomará?

Después de haber sido uno de los países europeos más castigados por la pandemia del coronavirus, Italia anunció que reactivará el turismo. Por decreto, el Gobierno italiano estableció que el 3 de junio volverá a abrir sus fronteras a los países de la Unión Europea y del Espacio Schengen, así como a Reino Unido, Irlanda del Norte, Andorra, Mónaco, San Marino y el Vaticano.

A diferencia de lo que imponen otros territorios, como Reino Unido y España, los viajeros europeos no tendrán que hacer cuarentena cuando ingresen a Italia. Y es que, en pleno descenso de la curva epidemiológica, el objetivo principal del país pasa hoy por salvar al turismo y relanzar la economía.

En ese marco, como detalla Traveler, ayer lunes 18 de mayo se restablecieron las actividades económicas, manteniendo siempre la distancia social de un metro y usando barbijo en lugares cerrados.

La "nueva normalidad"

¿Con qué escenario se encontrarán los viajeros que lleguen a Italia desde el 3 de junio? Para empezar, en los restaurantes las mesas estarán separadas por al menos un metro de distancia, y el personal usará barbijo.

En los locales comerciales de 40 metros cuadrados o menos sólo podrá ingresar una persona por vez. En caso de que tengan mayor superficie, se regulará la entrada de más clientes. Eso sí: habrá que probarse la ropa con guantes y tomarse la temperatura antes de acceder a un centro comercial.

En cuanto a los hoteles, se fomentarán las reservas online y se podrán aplicar barreras en la recepción para garantizar la distancia. La limpieza exhaustiva y el uso de barbijo por parte del staff y de los huéspedes son otras normas que habrá que respetar.

Por último, también se especificaron criterios para las playas: las sombrillas deben estar separadas para garantizar un espacio de no menos de 10 metros cuadrados; entre reposera y reposera hay que dejar al menos 1,5 metros de distancia; y se podrán practicar deportes individuales pero no de equipo.