La isla que no quiere saber nada con los turistas extranjeros (todavía)

Además de Bali, Yakarta se suma al cierre. (123RF)
Además de Bali, Yakarta se suma al cierre. (123RF)

Frondosas montañas volcánicas, terrazas de arroz, playas azules y arrecifes de coral. La isla tiene todo para ser uno de los destinos más añorados por viajeros alrededor del mundo, y gran parte del ingreso económico local proviene del turismo internacional que llega en busca de paisajes naturales selváticos y lugares de retiro para practicar yoga y meditación.

Si bien tenía previsto permitir el regreso de los viajeros internacionales el 11 de septiembre, esta fecha se pospuso de manera indefinida, ya que aún es clasificada como zona roja y no se considera segura una reapertura completa.

Qué se sabe

Así, el paradisíaco sitio deberá sustentarse solamente con visitantes locales. La marcha atrás se debe a la alta incidencia de COVID-19 en el país en los últimos reportes. Wayan Koster, el gobernador de la isla, explicó que la situación "no es propicia" para permitir la llegada de turistas extranjeros, y que su apertura " requiere cuidado, prudencia, no apresurarse y una detallada preparación".

Al ser uno de los sitios más populares y visitados del país, las autoridades hacen hincapié en que su manejo debe ser lo mejor posible, tanto por salud como por una cuestión de imagen, ya que un paso en falso  “impactaría negativamente en la imagen de Indonesia a los ojos del mundo".

Quienes hayan tenido pensado ir pronto a visitar este sitio exuberante y diverso deberán esperar un poco más, cuando sea seguro, aunque sus paisajes y su cultura valen la espera, de eso no quedan dudas.