La isla donde nació Afrodita existe… y es digna de una diosa

Petra tou Romiou, en Chipre, el punto exacto del nacimiento de la diosa. (123RF)
Petra tou Romiou, en Chipre, el punto exacto del nacimiento de la diosa. (123RF)

Sumergirse entre los mitos y leyendas de la Antigua Grecia, es adentrarse a un mundo de dioses y héroes, de aventuras y traiciones, donde la naturaleza es salvaje y los rituales sagrados. Dentro de los titánicos personajes que poblaban el panteón, se cuenta Afrodita, la más bella de todas, de carácter vanidoso y vengativo.

En las antiguas escrituras se relata su nacimiento en el mar de Pafos, en Chipre, y en La Odisea, Homero le decía "la chipriota".

Entre Europa y Asia

Chipre es un país mediterráneo con una ubicación privilegiada, a medio camino entre Europa y Asia. Estuvo poblado por grandes civilizaciones de la antigüedad, como la griega y la turca, por lo que su herencia cultural es fascinante, y esto se refleja en la diversidad de credos de sus templos.

Hay varios lugares dedicados a la deidad del amor, los más importantes son: Petra tou Rominou, una enorme piedra que señala el punto exacto de su nacimiento, también el Templo de Afrodita, erigido en su honor en el 1500 a. C cuyas ruinas se pueden visitar en el pueblo de Kouklia. Y, en una zona llamada Akamas, los baños de Afrodita, un enclave natural con cascada y lago, a medida de una diosa.

Para adentrarse en ambas historias, tanto la de este interesante personaje como la de Chipre, hay tours que llevan por una ruta que une los lugares dedicados a la deidad. Además, la diosa sigue viva en la cultura local, que la celebra cada año en un castillo medieval de la ciudad de Pafos, donde tiene cita un festival dedicado a ella.

Pero no es esta ruta la única herencia griega de Chipre. La mítica civilización dejó muchas huellas en el país, y Pafos es uno de los mejores lugares para empaparse de historia y mitología. Esta ciudad en el suroeste de la isla fue nombrada patrimonio cultural mundial por la UNESCO, y mantiene vestigios de una milenaria villa grecorromana, de bellísima arquitectura, capaz de hacer sentir a cualquiera que Odiseo puede aparecer a la vuelta de la esquina, en cualquier momento.