Insólito: se casaron en el campamento base del Everest

La expedición hasta el lugar demandó tres semanas y un año de preparación física.

Casarse mientras se realiza una actividad que uno ama puede ser una experiencia única e inolvidable. Sólo se necesitan un espíritu inquieto, estado físico, un fotógrafo de bodas de aventura y una pareja que comparta las mismas pasiones.

Ese fue el caso de Ashley Schmeider, de 32 años, y James Sisson, de 35. Ambos querían una ceremonia que se saliera de lo habitual. Después de pensarlo mucho, decidieron que se casarían en el monte Everest, por lo que comenzaron los preparativos de un año para alcanzar un estado físico que les permitiera soportar la larga y extrema caminata que deberían hacer.

Así, a principios de marzo arribaron a Nepal junto con su fotógrafo, Charleton Churchill, a fin de iniciar una expedición que les llevaría tres semanas. Cuando llegaron al campamento base del Everest –a 5.200 metros de altura–, estaban listos para iniciar la ceremonia con la que tanto habían soñado.

La curiosa celebración quedó registrada en las maravillosas imágenes que Churchill pudo captar a través de su lente.