Información útil para disfrutar de Ibiza

CÓMO LLEGAR: Desde Barcelona se puede llegar a Ibiza en avión con alguna empresa low cost como Vueling, EasyJet o Ryanair, que hacen el recorrido en una hora con un costo que parte de los 800 pesos. El aeropuerto de la isla es uno de los que mayor actividad tiene dentro de España y de Europa. Otra posibilidad es abordar un ferry, aunque el trayecto se hace en ocho horas y cuesta unos 1.200 pesos. Los ferrys también salen de Denia y Palma de Mallorca, con un recorrido de dos horas. Para los que llegan por agua, hay un servicio de transporte desde el puerto hacia el centro por unos 100 pesos por persona.

LUJO. Ibiza, una isla cinco estrellas.

CÓMO MOVERSE: Hay que tener en cuenta que, si bien la isla es pequeña y puede recorrerse sin inconvenientes, el sistema de transporte no es muy bueno, por lo que se recomienda alquilar un auto. Las tarifas van desde los 1.116 pesos por día en adelante.

ALOJAMIENTO: en plena temporada, el Hotel Iberostar Santa Eulalia, de 4 estrellas, cobra 2.783 pesos con desayuno por noche, y el Hostal Mari, en la playa de Sant Antoni, cuesta 828 pesos, también con desayuno incluido.

GASTRONOMÍA: En los bares y restaurantes situados frente al puerto, los precios suelen ser más altos. No hay que perderse el sofrit pagés, hecho en base a cordero o pollo, sobrasada ibicenca y butifarró (estos dos últimos son embutidos típicos de la zona); y en materia de pescados, la raya marina y el atún con diversos preparados. Como postre se impone la tarta de queso. Todo con vinos payeses, no embotellados, que son los más tradicionales de la isla.

MÁS DATOS: eivissa.es, turismoibiza.es.

Info: Detalles

Cultura con mayúscula.

Catedral y mirador. Llamada "de la Virgen de la Nieve", la Catedral de Ibiza comenzó a construirse en 1255 sobre la base de la antigua mezquita de Yabisal. Debido a que está en la parte alta, dentro de la zona amurallada, se ve prácticamente desde toda la ciudad. Se puede llegar allí por las calles de la Universidad y Mayor. Sus vistas son privilegiadas: debajo, las callecitas del barrio antiguo, y a su alrededor, las aguas del Mediterráneo, plagadas de barcos y veleros.

Reconocida por la Unesco. En 1999, la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad a una zona de 85,64 kilómetros cuadrados de la isla debido a su biodiversidad y cultura. Allí se encuentran la catedral, el casco antiguo, la muralla y los restos arqueológicos, además de la riqueza de sus fondos marinos, los mejor conservados del Mediterráneo, dentro de una reserva natural.