Información útil para cruzar el río a Montevideo

Claves para viajar a la capital de Uruguay. 

CÓMO LLEGAR: Hay vuelos Córdoba-Montevideo (con escala en Ezeiza) desde 5.600 pesos por Aerolíneas Argentinas y LATAM. También se puede cruzar desde Buenos Aires y Tigre (1.900 y 790 pesos respectivamente, ambos ida y vuelta).

RÍO. Motivos para cruzar el río a Montevideo.

PASEOS: El Museo del Carnaval es uno de los más interesantes de Montevideo. Conserva un archivo documental único y tiene muestras estables, temporales e itinerantes. Hace foco en la dimensión artística del carnaval y el candombe sin perder de vista su función social. Entrada: $ 35. Más info: museodelcarnaval.org 

GASTRONOMÍA: Las parrillas del Mercado del Puerto son un clásico para cualquiera que llegue a Montevideo con ganas de probar el asado uruguayo. Una opción que sorprende al paladar argentino es la pamplona, arrollado de carne con panceta, queso y morrones, envuelto en tripa de cerdo y cocinado a las brasas. Se puede conseguir desde los 170 pesos.

ALOJAMIENTO: Hay hostels con camas desde $ 240 por noche y habitaciones privadas desde $ 560. También hay amplias opciones en hoteles, hostales, aparts y bed and breakfast.

MÁS DATOS: descubrimontevideo.uy

Ideas imperdibles

Murgas y chivitos.

Carnaval toda la vida. El carnaval es la máxima fiesta popular que se vive cada año en Uruguay. Con casi 40 días de actividades (entre mediados de enero y fines de febrero), es el más largo del mundo y se caracteriza por combinar referencias europeas y tradiciones africanas. Las murgas, los tambores y el candombe son sus protagonistas; su epicentro: la Avenida 18 de Julio, el Teatro de Verano y los barrios Sur y Palermo. Más info: carnavaldeluruguay.com

El lomito uruguayo. El chivito es el sándwich más querido por los uruguayos y se lo puede encontrar en puestos callejeros y en todo tipo de restaurantes. Similar al lomito, incluye jamón, queso, tomate, lechuga, huevo duro y mayonesa. Su versión "canadiense" agrega panceta, morrones, aceitunas, cebolla y pickles. Se sirve idealmente en pan catalán (tortuguita). El Bar Arocena, en Carrasco, es una leyenda urbana en la materia. Precio: entre y , dependiendo del lugar.