India: los argentinos también celebraron la fiesta del color

Aunque la celebración es mayoritariamente masculina, cada vez son más las mujeres que rompen barreras y salen a festejar. (Destefanis Travel Turismo)
Aunque la celebración es mayoritariamente masculina, cada vez son más las mujeres que rompen barreras y salen a festejar. (Destefanis Travel Turismo)

La festividad religiosa del calendario hindú, llamada Holi, tiene lugar en India entre finales de febrero y principios de marzo. Cómo lo vivió un grupo de turistas argentinos. 

Todos los años, los países hindúes se tiñen de vibrantes colores para darle la bienvenida a la primavera. El Festival de Holi se celebra en marzo y representa un día especial en todas las ciudades de la India. Desaparecen las castas y niveles sociales para celebrar el triunfo del bien sobre el mal, la llegada de la primavera, el renacer.

Este año, un nuevo grupo de argentinos pudo disfrutar de esta maravillosa fiesta en Jaipur. De la mano de Destefanis Travel Turismo, en el marco de una de sus salidas grupales, el día inició con todos los viajeros vestidos de blanco, impecables, cargados de ilusiones y mucha curiosidad.

El punto de partida fue con el recibimiento de Anil y Rakesh (chofer y acompañante) y sus dulces típicos del lugar, conocido como barfi, elaborados con leche condensada, azúcar y frutos secos (en esta ocasión de pistachos). A su vez, el guía, Vijay, entrega bolsitas con los colores ecológicos para jugar. Ya se comenzaba a palpitar el ambiente de fiesta.

Una vez en el destino, un lugar preparado especialmente para el festejo, el grupo se sumó tímidamente a la multitud de locales y turistas que se reúnen a celebrar la vida. Al son de la música, imitando a los indios, los argentinos se sumaron a un baile que todos parecen conocer. Los trajes comenzaron a cambiar de blanco a púrpura, amarillo, azul, verde, naranjas, por todas las gamas y tonos hasta quedar transformados e irreconocibles.

La fiesta atrae a miles de personas de todo el mundo que se lanzan toneladas de polvos de colores. (Destefanis Travel Turismo)
La fiesta atrae a miles de personas de todo el mundo que se lanzan toneladas de polvos de colores. (Destefanis Travel Turismo)

Los viajeros también presenciaron diferentes shows en vivo de música y bailes, incluso una que otra canción en español. La alegría fue la reina del lugar y no fue necesario un motivo para celebrar, aunque probablemente sí: por la vida, por contagio, por todo o por nada en especial. A ciencia cierta, no hay muchas explicaciones pero mágicamente se olvidan las penas, los problemas, el estrés y el cansancio. Y como dijo una amiga, Tucá, “pintamos nuestra de alma de colores”.

Holi es eso, expresar alegría, amigarse con la vida, sacar a pasear nuestra mejor parte. Entendimos que India tiene un espíritu inigualable que no teme compartir con quienes somos invitados.