Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Noticias sobre turismo

Imponente: abren al público las galerías subterráneas del Coliseo

Se trata de una serie de pasadizos donde los gladiadores aguardaban antes de salir a la arena del anfiteatro más famoso de Roma.

Por Redacción Voy de Viaje.

El Coliseo romano es sinónimo de diversos conceptos, por un lado es un bello sitio turístico, cuidado y celebrado, y por otro, es la huella de un tiempo turbulento que se refleja en su historia, y también, en su arquitectura. Hace pocos días, las autoridades locales anunciaron que un nuevo sector del monumento abre al público por primera vez en la historia: sus galerías subterráneas.

Detrás de escena

Como siguiendo el diseño de una complicada colmena, este nivel se compone de una red de túneles que se conectan entre sí y con el nivel superior, claro que, en la antigüedad, era invisible para los espectadores. Este sitio, también llamado "Hipogeo", fue construido en piedra y era el sector donde circulaban quienes subirían a la parte pública a formar parte del espectáculo.

Ingeniería de reloj

A pesar de ser la parte oculta del anfiteatro, estaba diseñada de forma precisa para permitir maniobrar todo de forma fácil y exacta. Así, por ejemplo, se pueden apreciar todavía los restos de las rampas, montacargas e incluso ascensores, que eran parte de las tareas de traslado de decorados y animales en diferentes sectores de la estructura.

La última fase de su restauración empezó en el 2018, y en ella participó un gran equipo de arqueólogos, arquitectos e ingenieros que colaboraron para que los visitantes tengan acceso a las entrañas de uno de los monumentos más famosos del mundo. Una tarea, valga la redundancia, "colosal".

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.