Imperdible: la tirolesa de la Torre Eiffel

Una nueva atracción acapara todas miradas en París. Se trata de la tirolesa que parte desde el segundo piso de la Torre Eiffel, cruza el Campo de Marte (la plaza que se ubica justo enfrente), y termina en una torre que se encuentra a 800 metros.

La experiencia, que dura aproximadamente un minuto, no es para cualquiera, ya que alcanza una velocidad de 90 kilómetros por hora. Sin embargo, quienes se animen pueden disfrutar de una vista única de la ciudad mientras el viento les pega en la cara.

La tirolesa sólo estará habilitada durante unos días más, debido a que su instalación coincide con la disputa del torneo francés de tenis abierto Roland Garros, que actualmente se está jugando en la ciudad.

Con esta medida, el objetivo de los patrocinadores Perrier era que la gente viviera en carne propia la velocidad que adquiere una pelota de tenis durante un partido. La mala noticia es que no todos podrán subir, ya que los afortunados fueron elegidos vía online la semana pasada.