El hotel más alto del mundo mide el doble de la Torre Eiffel

Sus interiores mezclan el estilo tradicional y el moderno. (J Hotel Shanghai Tower)
Sus interiores mezclan el estilo tradicional y el moderno. (J Hotel Shanghai Tower)

En el agitado centro económico de China hay muchos rascacielos, pero el que más se destaca es Shanghái Tower que, en la ciudad que le da nombre, se estira hasta los 632 metros de altura. En los últimos niveles abrió sus puertas J Hotel, que se hizo con la marca al más alto del mundo. Con una marcada impronta cultural y artística, se esfuerza por hacer de su lema "Arte Cultivado en las Nubes" una realidad.

Entre aves

Sus 165 habitaciones están ubicadas desde los pisos 86 al 98 y las mismas varían de 61 a 380 metros cuadrados. Como era de esperarse, gran parte de las paredes son vidriadas, permitiendo que cada suite aproveche al máximo las vistas del corazón de la ciudad. Pero eso no es todo; el altísimo edificio donde se ubica llega a los 128 pisos.

Como un museo

Además de su altura de récord, el sitio se destaca por la importancia que le otorga al arte. Numerosas obras e instalaciones se abren paso, compitiendo con las vistas exteriores por la atención. Esto no es sólo en los lugares públicos, sino que en cada habitación el arte también dice presente.

Hay dos diseños en las habitaciones en el hotel: Nuevo Chino y Contemporáneo. Las suites que reflejan la Nueva China tienen papel pintado en relieve y muebles con influencias tradicionales de la región. Por otro lado, las Contemporáneas, integran un estilo moderno, de cristal, metal y detalles llamativos como bañeras con forma de magnolia ¿Algo más? Sí, además cuenta con siete restaurantes y bares donde sentir que el plato te lleva... a las nubes.