Hogar Caracol: una familia de Carlos Paz que “traviaja” por Latinoamérica

Desde julio de 2018, Vicky, Nico y Federica estuvieron recorriendo Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Cuba y México. (Hogar Caracol)
Desde julio de 2018, Vicky, Nico y Federica estuvieron recorriendo Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Cuba y México. (Hogar Caracol)

Vicky es relacionista internacional, pero se define como docente de corazón y mamá full time. Nico es artista plástico, diseñador gráfico freelance y músico. En julio de 2018 decidieron emprender un viaje con su hija Federica por Latinoamérica para salir a conocer el mundo en familia. Buscaban cambiar la rutina y conocer juntos nuevos paisajes, personas e historias. Estaban decididos a emprender esa experiencia con su hija y disfrutar de ella 24/7 en una aventura compartida.

El viaje les brindó gratas sorpresas y experiencias: en este año y medio de recorrido estuvieron en Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Cuba y México. En cada lugar dedicaron tiempo y se organizaron en función de las oportunidades que se iban presentando: en Ecuador, por ejemplo, estuvieron 186 días y pudieron conocer tanto el Amazonas como la sierra y la costa.

A lo largo de estos seis países realizaron distintos trabajos para financiar su viaje, vinculados con el marketing digital, diseño, gestión y traducción al inglés o al portugués; y también consiguieron hospedaje a cambio de realizar trabajos artísticos como murales, mosaiquismo y decoración. En Tulum, por caso, estuvieron cuatro meses en un hotel boutique soñado mientras hacían un mural.

Tal como ellos mismos definen en su cuenta de Instagram, están “traviajando por Latinoamérica” y comparten sus experiencias mediante las redes y el blog de Hogar Caracol, donde también hacen reseñas de los lugares a los que van, ofrecen tips para viajar low cost y con niños y comparten sus trabajos y reflexiones.

En familia

Una de las características que hace tan especial a esta aventura es el hecho de viajar en familia con su niña pequeña. Para Vicky, la mamá, esta es una de las mejores decisiones que han tomado en conjunto y significa “crecimiento y cambio constante, paciencia, darnos ratos y espacios para poder estar solos o compartir con amigos; estar ocupados y divirtiéndonos todo el tiempo”.

En un mes estarán volviendo al país para que Federica comience el jardín de 4. A lo largo de este tiempo, la pequeña tuvo experiencias en clases de ballet y fue a un jardín con pedagogía alternativa, donde socializó con personas de distintas culturas. En cada destino buscaban actividades para niños y propuestas gratuitas, y se organizaban para cuidarla y educarla mientras trabajaban. En Tulum por ejemplo quedaron encantados con las actividades que ofrecía la biblioteca popular. Hoy, a los cuatro años, Federica ya habla algo de inglés, y sabe leer mapas y ubicarse en las ciudades.

Viajar de esta manera implica mucha organización y compromiso. Parte del secreto está en no dejar nada al azar: Vicky y Nico prevén qué lugar visitarán, se mueven siempre de día, se informan mediante blogs y encuentros con otros viajeros y llevan seguro médico por cualquier imprevisto.

Hoy, al llegar a la recta final de esta travesía, quieren compartir una reflexión: “El mundo es maravilloso; vale la pena arriesgarse, sacarse los miedos y dar ese gran paso. La gente es hermosa, hospitalaria, llena de amor y buenas intenciones. Estamos agradecidos con la vida, con el universo y con nosotros mismos. Lo más lindo de estos 20 meses de viaje son las personas que conocimos y las experiencias que compartimos con ellos: eso vale más que cualquier paisaje”.

Si querés saber más sobre Hogar Caracol, podés seguir sus cuentas de Facebook e Instagram, su blog o su canal de YouTube.