Hierve el Agua, un tesoro natural en Oaxaca

MÉXICO. Hierve el Agua era considerado sagrado por los antiguos habitantes zapotecas, que construyeron hace unos 2.500 años un complejo sistema de irrigación cuyos restos perduran en la actualidad.

El sitio consiste en dos caídas de agua hechas de rocas, con cimas se elevan por encima de los 50 metros desde la base del valle. Por su alto contenido de minerales, el agua tiene la reputación de poseer cualidades curativas.

A pesar del nombre del lugar, la temperatura del agua se mantiene a alrededor de 24 °C. El manantial que dio origen a las cascadas se aprovechó para formar una piscina que funciona como balneario natural por sus aguas termales. Estas aguas, la belleza natural del lugar y el interés arqueológico que reviste lo transforman en un importante sitio turístico.

El mejor momento para visitarlo es en temporada baja, sobre todo en época de lluvias –de junio a agosto–, cuando se conforman nuevas caídas de agua. Más información: visitmexico.com.